Europa > Europa Central > Alemania > East Side Gallery, Berlín: un museo al aire libre

East Side Gallery, Berlín: un museo al aire libre

Toma conciencia sobre los hechos históricos que han a marcado a la humanidad a través del arte plasmado en la East Side Gallery del Muro de Berlín, en Alemania. 

Viajar ofrece una oportunidad para reflexionar, y esto es algo que destinos como Alemania te invitan  a hacer. Por eso, entre los planes que se proponen a los viajeros en este país se encuentra visitar el Campo de Concentración Sachsenhausen o conocer el Monumento a los Homosexuales Perseguidos por el Nazismo. En lugares  como estos podemos conocer el pasado, aprender de él y trabajar para ser mejores seres humanos.

Como viajero probablemente estás acostumbrado a ir a de un lado a otro mientras disfrutas de la cultura en cada país que visitas. Por desgracia, en la historia han ocurrido situaciones que han detenido el intercambio cultural o incluso han dividido a naciones enteras. Tal fue el caso de Alemania con el Muro de Berlín. Por ello, DINKtravelers, tu guía de viajes internacional, te invita a descubrir Berlín y la lucha de Alemania por reivindicarse a través de East Side Gallery, un museo al aire libre con más de cien obras de arte que celebran una nueva era de libertad sobre los restos del “Muro de la vergüenza”.

Historia del Muro de Berlín

Al terminar la Segunda Guerra Mundial, el control de Alemania se repartió entre los países vencedores: Reino Unido, Francia, Estados Unidos y la URSS. Pero la tensión volvió cuando tanto los aliados como la URSS comenzaron a tener fricciones por querer imponer los regímenes capitalista y comunista, respectivamente, sobre la Alemania derrotada. Así, en 1949, Alemania terminó dividida en dos sectores cuyas fronteras se situaron a la mitad de Berlín: La República Federal Alemana, de corte capitalista, y la República Democrática Alemana, de tipo comunista. Fue en 1961 cuando el gobierno de la RDA decidió construir un muro debido a que estaba enfrentando una gran pérdida población, pues muchos preferían el nivel de vida y la economía que ofrecía la RFA.

Construcción del Muro de Berlín 

Hecho de hormigón armado y casi 4 metros de altura, el Muro de Berlín que separó Alemania durante casi 30 años se convirtió en el mayor símbolo de la Guerra Fría. Sin embargo, tras su caída en 1989, los berlineses decidieron convertir los restos de esta frontera en un testimonio para que la historia no volviera a repetirse. De este modo nació la East Side Gallery, que se encuentra junto a la ribera del río Spree.

East Side Gallery, más de un kilómetro de arte 

Después de la apertura oficial de las fronteras decretada por la RDA el 9 de noviembre de 1989, mucha gente salió a las calles a destruir el infame muro. Sin embargo, se conservó una parte de 1.316 kilómetros para formar la East Side Gallery, la galería de arte urbano más grande del mundo. El proyecto se llevó a cabo de febrero a septiembre de 1990 con más de 100 obras de grafiti hechas por artistas procedentes de 21 países. El tema principal de la galería son los cambios políticos de la época que llevaron a la caída del muro y a su vez al ferviente deseo de libertad y esperanza de un futuro mejor.

Las obras más famosas del Muro de Berlín 

Entre los trabajos más destacados en la East Side Gallery se encuentran los siguientes:

Shadow
Slider

Cabezas Gigantes de Thierry Noir

El francés Thierry Noir se convirtió en el primer artista en atreverse a pintar sobre el Muro de Berlín del lado oeste antes de la caída oficial. Su obra se compone de cabezas gigantes caricaturescas y coloridas, así como monstruos que simbolizan la violencia y la represión ocasionadas por el levantamiento del muro.

Beso del Muro de Berlín

Otra de las pinturas famosas es la denominada “Bruderkuss”, “Fraternal Kiss” o “My God, Help Me to Survive this Deadly Love hecha por el artista ruso Dmitri Vrubel. Este mural muestra el beso que tuvo lugar entre los líderes soviéticos Leonid Brezhnev y Erich Honecker. El título hace alusión a que, mientras ellos celebraban 30 años de la República Democrática Alemana, el pueblo del lado este aún buscaba la manera de salir de ahí.

Coche Trabant

Como último ejemplo podemos mencionar la pintura de un Trabant, un coche usado en el lado Este, atravesando el muro. La pintura alude a la anécdota de Klaus Brüske, quien planeó estrellar un camión contra el muro para abrir un hoyo y así poder escapar. Lamentablemente, falleció en el intento.

El arte para tomar conciencia en East Side Gallery

La función de la East Side Gallery a lo largo de casi 30 años ha sido la de crear conciencia sobre diversos temas. Primero, reivindica al arte urbano, pues lo convierte en un método pacífico de protesta ante las injusticias y nos ayuda a reflexionar sobre lo que ocurre en nuestro entorno. Además, si bien el Muro de Berlín forma parte de uno de los episodios más oscuros de la historia alemana, también representa la reivindicación de una sociedad. El mensaje que refleja es que construir barreras entre nosotros sólo causa más conflictos y pérdidas.

Cómo llegar a East Side Gallery 

El acceso a la East Side Gallery es completamente gratuito las 24 horas, los 365 días del año. Para llegar te recomendamos usar la línea del metro U1 y descender en la estación Warschauer Straße.

El pueblo alemán, mejor que ningún otro, conoce bien las consecuencias del racismo, las guerras y las diferencias políticas. Testimonio de ello es la East Side Gallery, que nos invita a aprender del pasado y no cometer los mismos errores.