Europa > Europa Central > Alemania > El castillo de Disney

El castillo de Disney

Revive tu infancia y sumérgete en la fantasía de Disney al recorrer el Castillo de Neuschwanstein.

CASTILLO DE NEUSCHWANSTEIN EN ALEMANIA

Todos crecimos con los cuentos de Disney: La Bella Durmiente, El Libro de la Selva, Mary Poppins, entre otros y todas estas historias tenían en común el logo del mágico castillo blanco en un fondo azul. ¿Lo recuerdas? Este castillo en el que se basó Walt Disney para trasladarnos a ese mundo imaginario existe y se llama El Castillo de Neuschwanstein.

¿DÓNDE ESTÁ EL VERDADERO CASTILLO DE DISNEY?

Este legendario edificio se encuentra en Baviera, Alemania, y fue erguido exactamente en el desfiladero de Pöllat en los Alpes Bávaros, por lo que tendrás un escenario perfectamente armonizado entre torres, muros, lagos y montañas.

El castillo no fue construido con motivo de protección como muchas de las edificaciones que se llevaron a cabo en la Edad Media. Esta joya arquitectónica fue un capricho de Luis II para tener un lugar de descanso fuera de Munich. El rey autorizó cada uno de los borradores presentados por los arquitectos y fue así como su presupuesto para la construcción se elevó de 3.2 a 6.2 millones de marcos de oro. Sin embargo, su sueño lo llevó a perderlo todo: su trono, su fortuna y hasta su castillo, ya que tristemente solamente pudo habitarlo 172 días sin poder verlo terminado.

El Castillo de Neuschwanstein ha salido vencedor ante los estragos del tiempo y los sucesos históricos. No sufrió daños mayores después de las Guerras Mundiales, a pesar que en la Segunda fue utilizado primero para albergar obras de arte robadas de Francia y después para guardar el oro alemán. También salió avante ante la caía de un meteorito, el cual a la fecha lleva su nombre. Por estas grandes leyendas y por su valor histórico y arquitectónico fue seleccionado para ser una de las 7 Maravillas del Mundo moderno; desafortunadamente, no ganó ya que quedó en octavo lugar.

VISITA AL CASTILLO DE NEUSCHWANSTEIN

Para el recorrido por dentro toma en cuenta que la visita es muy corta y un poco apresurada ya que solamente dura 35 minutos y no podrás hacerla sin guía. Existen varias visitas guiadas en alemán, no así en inglés, por lo que DINKtravelers te sugiere que reserves tus boletos con anticipación vía internet.

El recorrido por fuera podrás iniciarlo en el pueblo Hohenschwangau. De ahí podrás desplazarte al castillo en taxi o en camión. Ahora bien, si lo que deseas es vivir esa fantasía de Walt Disney, nosotros te recomendamos que te subas al carruaje tirado por caballos, o bien, si lo tuyo es la fotografía te sugerimos que lo hagas a pie, ya que podrás detenerte en el puente Marienbrüke donde podrás tomar maravillosas fotos del castillo a lo lejos.

Un dicho popular dice que recordar es volver a vivir y DINKtravelers quiere que seas niño otra vez y vivas ese cuento de fantasía en el Castillo de Neuschwanstein.