América > Norteamérica > Estados Unidos > Explora el West Rim del Gran Cañón

Explora el West Rim del Gran Cañón

Visita el West Rim del Gran Cañón y aventúrate a conocer esta región a través de sus tres atractivos principales. 

Si de montañas gigantes se trata, somos expertos en recomendarte paisajes impresionantes. Por eso, te hemos llevado a Ayers Rock, en Australia; a las Rocosas Canadienses, e incluso a la famosa Peña de Bernal en Querétaro, México. Ahora, es el turno de viajar a los Estados Unidos y conocer su formación rocosa más famosa: el Gran Cañón.

DINKtravelers, tu guía de viajes internacional, te lleva a conocer a un finalista de las Siete Maravillas del Mundo Natural y Patrimonio de la Humanidad. Ubicado en una región que pertenece a los indios Hualapai, en Arizona, el lado oeste o West Rim, como mejor se le conoce, del Gran Cañón es una atracción que no te puedes perder.

Excursiones al Gran Cañón

Aunque es posible visitarlo tomando un tour desde el mismo estado de Arizona, el punto de partida más popular es la ciudad de Las Vegas, en Nevada. Desde ahí, puedes tomar un tour en autobús, limosina o helicóptero hasta el West Rim. Si optas por la opción de autobús, tardarás aproximadamente dos horas y media en llegar, pero el camino no se te hará largo pues los paisajes rocosos entre Nevada y Arizona son dignos de verse. Además, en la mayoría de estos tours se incluye una parada previa en la famosa Presa Hoover, una maravilla de la ingeniería.

¿Quiénes son los Hualapai?  

La Tribu Hualapai habita Peach Springs, Arizona, y se encarga de operar el West Rim del Gran Cañón. De hecho, visitar esta zona del Gran Cañón, a diferencia de la zona sur o norte, ayuda a conservar las tradiciones ancestrales de la tribu y favorece su sustento económico. La reserva de este pueblo nativo americano abarca un millón de hectáreas y tiene una historia que data desde 1883. Su nombre, Hualapai, significa “pueblo de los pinos altos”.

Qué visitarás en el West Rim 

Una vez que llegues al Gran Cañón, toma el pequeño shuttle que te llevará,  en este orden, a Eagle Point, Guano Point y Hualapai Ranch. Éstas son las tres partes en las que está dividida la visita al West Rim. En Eagle Point podrás recorrer el famoso puente Skywalk. Además, tendrás oportunidad de presenciar danzas tradicionales de los indios y acercarte a la cultura Hualapai al visitar una auténtica villa nativo-americana.

Para conocer un poco de la arquitectura que verás en el sitio aprende estos conceptos:

    • Wikiup. Es una estructura triangular que albergaba familias enteras cuyas paredes se hacen con troncos de junípero. Los Hualapai solían cubrir el piso con pieles de animales para hacerlas más acogedoras.
  • Hogan. Esta construcción típica de los navajo se hacía con madera y lodo. La madera utilizada era especial pues tenía que haber sido quemada por un rayo. Esto porque, para los navajo, los rayos representaban espiritualidad.

#1 Camina por el Skywalk en Eagle Point 

Mientras estás en Eagle Point, disfruta de las mejores vistas del precipicio del Gran Cañón paseando por el Skywalk. Este puente de cristal en forma de herradura se encuentra a 1.2 km de altura y te permite caminar 21 metros fuera del borde de la montaña. Te llenarás de adrenalina al sentir que no hay nada bajo tus pies excepto el vacío. No te preocupes, este puente inaugurado en 2007 es completamente seguro gracias el grosor de la plataforma de cristal. En realidad, es una maravilla de la ingeniería que se presume como la atracción principal de Eagle Point.

Camina por el Skywalk en Eagle Point

Toma en consideración que la entrada al Skywalk no suele estar incluida en la mayoría de los tours, por lo que tendrás que pagar aproximadamente 30 dólares si quieres subir. Además, no está permitido ingresar con celulares o cámaras fotográficas, por lo que si quieres un recuerdo visual de tu aventura, deberás pagar unos dólares adicionales para que te tomen una foto autorizada.

Disfruta las mejores vistas del Gran Cañón desde Guano Point  

#2 Disfruta las mejores vistas del Rio Colorado desde Guano Point  

Tu segunda parada en esta visita es Guano Point, el sitio con las más imponentes vistas del Gran Cañón. Este sitio fue llamado así porque en la década de 1930 se encontró en el área una cueva repleta de guano. ¡Sí, desperdicios de murciélagos! Éste se quiso utilizar como fertilizante, así que la US Guano Corporation construyó un sistema de teleférico para extraerlo. Hoy en día todavía puedes ver lo que queda de esa construcción que ya no está en funcionamiento.

Asegúrate de llevar botas de montaña porque algo que no te querrás perder es subir a la formación rocosa más alta de Guano Point para disfrutar de una vista de 360 grados del Gran Cañón.

#3 Deléitate con una comida caliente en Hualapai Ranch 

Aunque hay restaurantes en Eagle Point y Guano Point, te recomendamos esperar hasta tu última parada para comer. En Hualapai Ranch se reconstruyó un pueblo del viejo oeste que cuenta con un acogedor restaurante. Ahí podrás degustar costillas BBQ, puré de papa, pan de elote recién horneado, y otras delicias. Con suerte, podrás ver un espectáculo de un duelo de vaqueros o incluso escuchar música en vivo.

Otros atractivos del West Rim 

Aprovecha tu visita al West Rim para divertirte con otras atracciones. Te recomendamos:

La Tirolesa de Hualapai Ranch  

Hace un recorrido de 975 metros sobre el Gran Cañón. ¡Alcanza velocidades de hasta 64km/h y viaja a una altura de 152 metros sobre el suelo! Compra tus boletos cualquier día de la semana entre 9:00 y 16:00 h del 15 de marzo al 31 de octubre.

Tour aéreo del Gran Cañón  

Tour aéreo del Gran Cañón  

Aunque no hayas contratado un tour en helicóptero desde Las Vegas, puedes hacerlo directamente en el Gran Cañón. Elige entre un vuelo de 20 minutos en avioneta, uno de 15 minutos en helicóptero o ve a lo grande. La tercera alternativa incluye descender hasta la base de las montañas y aterrizar a orillas del Río Colorado. Este viaje dura alrededor de 40 minutos y te permite estar completamente rodeado de montañas.

Excursión por el Río Colorado  

Si quieres complementar la aventura terrestre con una acuática, renta un paseo en bote o lancha inflable por el famoso Río Colorado y disfruta del paisaje montañoso desde el agua. Para tener la experiencia VIP, recuerda que este tour se puede sumar al paseo en helicóptero.

Hospédate en Hualapai Ranch  

En caso de visitar el Gran Cañón por tu cuenta, una buena alternativa para gozar más tiempo de este sorprendente sitio es hospedarte en las cabañas del Rancho Hualapai. Ahí podrás ver un atardecer plagado de tonos dorados y rojos bañando las montañas. Luego, te relajarás por la noche bajo un cielo cubierto por centenares de estrellas. Y para no pasar frío, lo mejor será calentarte frente a una cálida fogata. Las cabañas están equipadas con comodidades como una sala de descanso, un pórtico y camas tamaño Queen. Aunado a esto, el hospedaje incluye un delicioso desayuno caliente al más puro estilo Western: huevos, salchichas, pan y tocino. Si te quedas, aprovecha para dar un paseo a caballo o tomar una clase de uso de laso para sentirte como un auténtico vaquero.

Después de tu visita al West Rim del Gran Cañón, recuerda acercarte a alguno de los encargados del sitio. Te darán un certificado de visita oficial de los Hualapai, el souvenir ideal tras esta experiencia inolvidable.