América > Norteamérica > México > Zona arqueológica El Tajín

Zona arqueológica El Tajín

El Tajín, la capital de la cultura totonaca en Veracruz, compite con otras grandes ciudades mesoamericanas como Teotihuacan y Palenque. ¡Visítala!

LUGARES TURÍSTICOS DE VERACRUZ

Una de las principales ventajas de viajar a México es que repetir este país como destino te dará la oportunidad de conocer los muy diversos climas, entornos y paisajes de sus estados. Uno de los que ya te hemos hablado con anterioridad es Veracruz, un territorio en el que podrás relajarte en playas abrazadas por el Golfo de México; visitar inmuebles históricos como el Fuerte de San Juan de Ulúa; y degustar algunas de las variedades más codiciadas de café. Pero hoy queremos invitarte a conocer el pasado más mágico de Veracruz en la Zona de Monumentos Arqueológicos El Tajíndeclarada Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en 1992.

¿QUÉ SIGNIFICA TAJÍN?

Esta palabra que proviene de la lengua totonaca se ha entendido de diversas formas. Entre ellas, las más populares son “el gran humo”, “el trueno” o “humea constantemente”. De manera más interpretativa, se ha traducido como “lugar de un conjunto de templos donde sale humo constantemente”. Esto no quiere decir que vayas a encontrar construcciones en llamas o fogatas en el sitio. Lo que pasa es que ahí se quemaba constantemente copal como ofrenda para las deidades. Particularmente, su simbolismo se relacionaba con la fertilidad, el agua y la lluvia. Lo que es más, esta resina aromática vegetal tuvo importantes usos medicinales en la tradición indígena, e incluso en la actualidad ciertas comunidades indígenas la utilizan para tratar de reducir el dolor de estómago y de muelas.

MUSEO DE SITIO EL TAJÍN

La entrada general a la zona arqueológica tiene un costo aproximado de 70 pesos, pero antes de ingresar, DINKtravelers te aconseja visitar un atractivo más que está incluido en tu boleto: el Museo de Sitio que se encuentra unos metros antes de la entrada a El Tajín.

En este espacio bajo techo podrás conocer el desarrollo social de la cultura local mediante ejemplos de algunos elementos arquitectónicos como columnas con bajo relieves, frisos, cerámica, escultura y pintura mural. Visitarlo te permitirá establecer el contexto en el que se desarrolló el sitio que verás a continuación, además de entender la vida cotidiana y el pensamiento religioso de sus antiguos pobladores.

CARACTERÍSTICAS DE EL TAJÍN

Según los especialistas, El Tajín, capital de la cultura totonaca, se desarrolló en una época similar a la de otras grandes ciudades mesoamericanas como Teotihuacan, Monte Albán y Palenque, por lo que compite con ellas tanto en belleza como en la complejidad de su organización urbanística.

En El Tajín encontrarás grandes espacios abiertos delimitados únicamente por templos distribuidos en forma cuadrangular. Asimismo, encontrarás las estructuras construidas en áreas separadas por desniveles, lo cual te dará la oportunidad de aprovechar esas diferencias de altura como miradores y estaciones de fotografía desde las cuales podrás hacer tomas panorámicas del sitio.

Si lo que te gusta es retratar los detalles arquitectónicos, entonces prepara el zoom de tu cámara porque las principales estructuras son ricas en nichos, grabados y pintura mural. De hecho, la construcción más famosa de El Tajín es la Pirámide de los Nichos. Cuando te encuentres frente a ella, prepárate para contar los nichos decorados que componen sus fachadas. Descubrirás que suman un total de 365 –sí, como los días que conforman un año en el calendario gregoriano–, situación que ha intrigado a investigadores y especialistas que se dedican a estudiar la cosmovisión mesoamericana.

Algo que llama la atención de muchos visitantes es la gran cantidad de juegos de pelota que se hallan en el sitio. En total, son 17, pero no todos se utilizaban a la vez. De hecho, reflejan la diversidad cultural del sitio, pues los juegos tenían una relación directa con ciertas celebraciones a lo largo del año.

MEJOR ÉPOCA PARA IR A EL TAJÍN

La mejor época para visitar El Tajín es en el mes de marzo, cuando se celebra la Cumbre Tajín, conocida como la “Fiesta de la Identidad” y definida como el evento artístico y cultural más importante del norte de Veracruz. Además de disfrutar de los paseos usuales, podrás asistir a conciertos, conferencias, espectáculos de luz y sonido y exposiciones de artesanía local.

CÓMO LLEGAR A EL TAJÍN

La zona arqueológica cuenta con cinco accesos. Si haces un viaje largo desde la Ciudad de México, llegarás por el oeste, mientras que si te estás hospedando en el estado de Veracruz, llegarás por el sureste. En cualquier caso, toma la carretera estatal a la comunidad de El Chote y, una vez que estés cerca, comenzarás a ver los señalamientos hacia la zona arqueológica. Por supuesto, lo más cómodo es simplemente tomar un autobús turístico desde la ciudad en la que te estés hospedando.

Eso sí, considera llegar apenas abran el sitio (lunes-domingo 9-17h) porque así aprovecharás mucho más el paseo. Primero, podrás visitar el museo de sitio –que no es muy grande– sin que haya otros visitantes, y luego, podrás ver los detalles y nichos de las construcciones sin padecer el brillo intenso del sol en tus ojos. Además, considera que una vez dentro del sitio será difícil que encuentres una zona con sombra más allá de la que aporten algunos árboles, así que, en definitiva, visitarlo antes del medio día es lo ideal. De hecho, si quieres un motivo más para levantarte temprano para este paseo, considera que los restaurantes que están afuera del sitio se llenan a partir de las 2pm, por lo que ir un poco antes te permitirá recibir un mejor y más rápido servicio.

CERCA DE EL TAJÍN

Una buena alternativa de hospedaje cerca de El Tajín la encontrarás en el pueblo de Papantla, a sólo 10km de la zona arqueológica. Ahí podrás conocer algunas otras tradiciones de la zona como la danza de los Voladores de Papantla, una hazaña riesgosa y a la vez artística que se desarrolla sobre un poste de gran altura, o probar su deliciosa gastronomía que incluye los únicos bocoles –gorditas de masa de maíz mezclada con manteca, cocidas en comal y rellenas de diversos guisos.

Con este plan de atractivos diversos y gran interés cultural, tienes todo para organizar tu próximo viaje a México.