Europa > Europa Central > Austria > Disfruta Viena en un día de ruta del cine

Disfruta Viena en un día de ruta del cine

Sigue esta ruta para descubrir las locaciones de dos películas famosas en Viena y a una  mujer vienesa que conquistó Hollywood e inventó el WiFi.

¡Ver cine y viajar son dos pasatiempos maravillosos! DINKtravelers, tu guía de viajes internacional une películas y turismo para que disfrutes de ambos al mismo tiempo. Ya te hemos presentado el lado cinematográfico del Old Royal Naval College de Londres, así como la versatilidad de Santa Mónica Pier, set norteamericano de películas y series de talla mundial. Ahora le toca a Viena subir al escenario del séptimo arte. ¿Listo? ¡Luces, cámara, acción!

Disfrutar de una película es hacer un viaje con la imaginación.

Películas rodadas en Viena

Viena es una ciudad de gran trayectoria histórica: urbe nodal durante la Segunda Guerra Mundial y hogar de residentes notables tales como Mozart, Beethoven y Sigmund Freud. Aunque buena parte de sus construcciones fueron reconstruidas luego de la ocupación nazi, la belleza de sus edificios y monumentos ha inspirado a directores de cine reconocidos internacionalmente. A continuación, te presentamos dos filmes que inmortalizaron la grandeza de la capital de Austria en la pantalla grande.

#1 El tercer hombre en Viena

Esta película es un clásico del cine británico. Fue dirigida por Carol Reed en 1949, con guión de Graham Greene. Cuenta la historia de Holly Martins, un escritor que llega a Viena por invitación de su amigo Harry Lime. Sin embargo, el día en que Holly llega es también el entierro de Harry, quien muere al ser atropellado por un auto. Holly conoce a la antigua novia de su amigo, Anna. Tras conocer más detalles sobre el fallecimiento de Harry, se percata de una serie de contradicciones, por lo que empieza a indagar bajo la sospecha de un posible asesinato.

Palais Pallavicini en el cine

La trama policíaca del filme es cautivadora. Una de las escenas que inauguran la película fue grabada en el Palais Pallavicini, lugar en el que Holly Martins se entera de que su amigo ha muerto atropellado. Cuando visites Viena podrás conocer este palacio ubicado en Josefsplatz 5. Las estaciones de metro más cercanas para llegar son U3 Herrengasse y U1/U4/U2 Karlsplatz. Aunque el acceso no es público, su fachada icónica es el lugar perfecto para tomarte una selfie de viaje.

Museo el Tercer Hombre

Otro momento crucial de la película es la persecución subterránea de Holly Martins cuando descubre que la muerte de su amigo pudo tener vínculos con el mercado negro. Hoy existe inclusive un tour que guía a los turistas por la ruta persecutoria de El tercer hombre. La visita dura 45 minutos y para acudir durante tu estancia puedes reservar aquí. Si tu curiosidad aún no ha quedado satisfecha visita el Museo de El Tercer Hombre (Dritte Mann Museum), que está repleto de objetos que aparecen en la película. Se ubica en Pressgasse 25, y la estación de metro más cercana es U4 Kettenbrückengasse. Toma en cuenta que sólo abre los sábados. Al salir, no pierdas la oportunidad de conocer la zona aledaña, particularmente la State Opera House, sede de una de las compañías de ópera más prestigiosas del mundo.

#2 007: Alta Tensión escenas en Viena

Uno de los clásicos del agente James Bond, interpretado por Timothy Dalton en 1987, se grabó en Viena. Aunque durante la película se dice que la acción se desarrolla en Bratislava, la situación política de aquel entonces con el Muro de Berlín complicaba las grabaciones en ciudades orientales por lo que se eligió a la capital austriaca. Una de las locaciones más llamativas de la película es el Parque Prater con su inconfundible noria gigante. ¡Anímate a subir y disfruta de la ciudad a 65 metros de altura! DINKtravelers te recomienda comprar la Viena City Card para obtener un descuento en la compra de tu acceso, además de muchos otros beneficios en establecimientos comerciales de la ciudad.

La actriz inventora más famosa de Viena, Austria

Otra cualidad de Viena es su esencia cultural. Esta ciudad fue cuna de una mujer que marcó la historia del cine en Hollywood en la década de 1930. En ese entonces, fue considerada la mujer más bella del mundo, pero eso no es todo. Décadas después se conocieron sus enormes contribuciones a la ciencia actual. ¿Sabes de quién hablamos?

Hedy Lamarr en Hollywood

Nos referimos a Hedy Lamarr, quien nació en Viena en 1913 dentro de una familia de banqueros judíos. En 1933 grabó su primera película en su ciudad natal. La película Ecstasy, de fuerte carga erótica, la convirtió en la primera mujer en la historia del cine en aparecer desnuda en la pantalla grande. En su juventud temprana, ante la situación bélica que se vivía en Europa, Lamarr partió a los Estados Unidos, donde conquistó los escenarios por su belleza y naturalidad. Un dato curioso es que Lamarr llegó a Norteamérica sin conocer el idioma. Aprendió a hablar inglés en los sets de grabación, donde interpretó papeles como la exótica Tondelayo en White Cargo (1942), o la seductora Dalila en Sansón y Dalila (1949).

Hedy Lamarr, inventora del WiFi

Pero la figura de Lamarr no fue exclusiva del cine pues, en plena Segunda Guerra Mundial, Lamarr ideó un sistema para dirigir los barcos y torpedos acuáticos sin que los nazis los pudieran detectar. Esta idea, basada en el salto de frecuencia, es hoy la base del funcionamiento del Wi-Fi, el GPS y el Bluetooth. Este invento es tan relevante para la historia de la humanidad que actualmente el día del nacimiento de Lamarr, el 9 de noviembre, se celebra el Día del Inventor.

Tumba de Hedy Lamarr 

Para finalizar tu ruta de cine en Viena, te recomendamos visitar el Cementerio Central  (Zentralfriedhof) ubicado en Simmeringer Hauptstraße 234, 1110 Wien. Aquí podrás visitar la tumba de la bella actriz Hedy Lamarr y de otros grandes músicos y famosos de Viena como Mozart, Beethoven, Strauss, Falco y Boltzmann.

La Viennale en Viena

Y para cerrar con broche de oro, cada octubre Viena se transforma en sede del Festival Internacional de Cine de Viena o Viennale. Es el Museo Austriaco del Cine (Österreichisches Filmmuseum) el que recibe a cientos de fanáticos del cine que recorren el recinto para disfrutar de la cartelera programada para cada edición. Así que ya lo sabes; el próximo otoño reserva un vuelo a Viena y aprovecha para descubrir sus locaciones y personajes de la pantalla grande más famosos.