DINKtopics > Gastronomía > Café > Así se cata un buen café

Así se cata un buen café

La experiencia de catar un café es apasionante e intensa. Disfrútala viajando a los países productores de café del mundo.

CONVIERTETÉ EN UN EXPERTO TOMANDO CAFÉ

Una de las bebidas que más personas en el mundo disfrutan es el café. No por nada para muchos el café matutino es toda una tradición. Para otros, el café después de la comida es casi un ritual. Sin embargo, no es lo mismo disfrutar de un café colombiano, un etíope o uno mexicano, ya que las características de un buen café, al igual que las un buen vino, dependen en gran medida de su lugar de procedencia, es decir, donde se cultiva el cafeto, que es la planta del café.

Al beberlo la mayoría de las personas saben identificar el que les gusta y el que no, pero ¿esto de qué depende? Todo se debe a la acidez, el aroma, el tipo de tostado y, como ya se dijo, la región de origen. En DINKtravelers te daremos algunos consejos para identificar estas cualidades y con ello puedas elegir tu favorito.

Primero que nada está la preparación. Puede hacerse en prensa francesa, máquina de espresso o cafetera de filtro. Con la primera se logra una mayor concentración del sabor mientras que la última produce un café más claro y suave.

AROMA DEL CAFÉ

Acerca tu nariz a la taza y aspira lentamente para que identifiques el aroma del café. Te darás cuenta de que puede ser afrutado, a caramelo, tostado, fermentado, térreo, ácido o amargo, aunque los expertos dicen que hay más de 800 variedades. El aroma depende de la región de cultivo y del tipo de tostado. El café mexicano, por ejemplo, es intenso, con notas a chocolate, especias y flores. El café etíope y el keniano llegan a ser también intensos.

ACIDEZ Y CUERPO DEL CAFÉ

Después de aspirar el aroma del café, dale un sorbo pequeño. Con ello notarás varios aspectos. Primero, la acidez, que es la sequedad que provoca el café en los bordes de la lengua. Ésta depende en gran medida de la región de proveniencia del grano, el proceso de secado y el tueste –a mayor tueste, menor acidez. El café colombiano se caracteriza por ser vivaz y tener alta acidez, a diferencia del café de Sumatra con baja acidez parecido al asiático.

El cuerpo se mide por la viscosidad, grosor y peso del café en la boca, y depende en gran medida de la preparación. El café etíope es liviano a diferencia del café asiático que es pesado al igual que el colombiano.

SABOR DEL CAFÉ

En este proceso se conjuntan las características anteriores. Así, debe haber riqueza con una plenitud satisfactoria e interesante, gamma y complejidad que son las notas que deja el café y los distintos momentos en que se perciben, y por último equilibrio, es decir, que ninguna característica abrume a las demás.

La experiencia de catar un café debe ser apasionante e intensa, y debes aprovecharla para viajar a los países productores de café del mundo.