América > Sudamérica > Colombia > La Catedral de Sal de Zipaquirá en Colombia

La Catedral de Sal de Zipaquirá en Colombia

La Catedral de Sal de Zipaquirá es una visita obligada en un viaje a Bogotá. Su arquitectura es única en su tipo y celebra la tradición minera de Colombia.

En ocasiones anteriores te hemos hablado de Colombia. Hemos disfrutado desde sus famosas playas en el Caribe hasta sus pueblos suspendidos en el tiempo, como Guatapé. Ahora bien, a tan sólo 25 kilómetros de Bogotá se encuentra el municipio de Zipaquirá. Tal vez lo hayas escuchado nombrar como “la Ciudad de las Minas de Sal”. De hecho, se le llama así debido a la explotación minera que hay en este municipio.

En el Parque de la Sal encontrarás un atractivo turístico que DINKtravelers te invita a conocer. Nos referimos a la Catedral de Sal de Zipaquirá. Esta atracción posee una arquitectura única en Colombia, ya que para poder visitarla hay que descender ¡180 metros bajo tierra!

Cómo llegar a la Catedral de Sal de Zipaquirá

La mejor manera de llegar a Zipaquirá es tomando el tranporte público desde Bogotá. Puedes tomar un autobús en diferentes horarios, todos los días de la semana. Nosotros te sugerimos tomar uno que te lleve a la estación Trasmilenio Portal norte. Una vez ahí, en la sección de buses intermunicipales, deberás tomar un autobús más en dirección a Zipaquirá. Ya en la ciudad de las minas de sal podrás bajarte en Parque de la Esperanza. El costo estimado de tu viaje será de 17 USD, y si lo deseas puedes comprar tu boleto en línea aquí. Posteriormente, desde el parque deberás tomar un taxi o recorrer a pie las 15 cuadrás para llegar a la Catedral de Sal de Zipaquirá.

Plaza del Minero, una atracción adicional de Zipaquirá

La aventura en Zipaquirá comienza en la Plaza del Minero. Fue creada en homenaje a los trabajadores de la mina de sal y, en general, a todos los mineros colombianos. Este espacio es muy amplio y funge, de cierto modo, como una antesala a la Catedral de Sal de Zipaquirá.

La Plaza del Minero se asemeja a un anfiteatro. En el se llevan a cabo  diferentes eventos artísticos a lo largo del año. También ahí destaca la escultura de un minero además de un muro de escalada hecho de madera. Luego, en el área de taquillas, hay servicio de cafetería y tienda de souvenirs. No obstante, te recomendamos dejar estas paradas hasta el final de tu recorrido, una vez que hayas descubierto lo que más te haya gustado de la ciudad de las minas de sal.

[Agregar foto de la Plaza del Minero o de la escultura del minero]

Museo de la Salmuera en la Catedral de Sal de Zipaquirá

Antes de entrar a la Catedral de Sal de Zipaquirá, te sugerimos visitar el Museo de la Salmuera. Encontrarás una estructura que se utilizó durante  1960-70 para extraer la roca de sal del interior de la mina. Asimismo, aprenderás todo sobre el proceso de producción de la sal. Luego, descubrirás cómo, en tiempos de la conquista, el científico Alexander Von Humboldt enseñó a los mineros a penetrar el macizo de roca a través de túneles.

Tu guía de viajes internacional te recomienda el recorrido guiado con duración aproximada de 25 minutos. Éste te dará una perspectiva amplia de la actividad que se realizaba en la ciudad de las minas de sal.

El Espejo de Agua de la Catedral de Sal de Zipaquirá

Un punto interesante que encontrarás en tu recorrido por la Catedral de Sal de Zipaquirá será el espejo de agua. Éste recrea la extracción de la sal que, al disolverse en agua, produce una composición de sal y arcillas carbonosas. Al momento de disolverse las arcillas quedan en el fondo y el agua saturada simula un espejo. Éste, al recibir un poco de luz, refleja las paredes y los techos de sal generando un efecto de profundidad.

Proyecto de la Nueva Catedral de Zipaquirá

La Catedral que conocerás fue el resultado de un concurso para escoger al arquitecto que haría el proyecto de la Nueva Catedral de Zipaquirá. El ganador fue Roswell Garavito, y la obra que propuso implicaba un gran reto. La estructura se hizo completamente de sal extraída de la mina. Por ende, todo lo que verás ahí está tallado en este mineral.

Visitas Guiadas de la Catedral de Sal de Zipaquirá

Las visitas guiadas duran aproximadamente dos horas, pero si quieres quedarte por más tiempo, podrás hacerlo. Esto te permitirá conocer cada detalle y, por supuesto, tomar las fotos que desees para conservar un bello recuerdo de la ciudad de las minas de sal. Si te gusta la geología, te encantará fotografiar las estalactitas que dan al sitio una apariencia prehistórica. Llegan a medir hasta un metro de altura y se formaron de manera natural. Te recomendamos subir el ISO de tu cámara. De esta manera podrá entrar más luz y conseguirás fotografías más claras. Así compensarás la iluminación en el sitio que es bastante baja.

Esculturas en la Catedral de Sal de Zipaquirá

Es necesario decir que no hace falta ser creyente para entrar a la Catedral de la ciudad de las minas de sal. Si bien es un sitio popular para quienes realizan turismo religioso en Bogotá, en realidad es un sitio ideal para todo el que desee conocer una obra arquitectónica original. En este caso, la Catedral de Sal de Zipaquirá está bajo tierra y fue hecha a base de sal. Aun así, toma en cuenta que varias de las obras de arte que encontrarás tienen temática religiosa.

Al inicio de la visita encontrarás imágenes del Vía Crucis, las cuales abarcan una buena parte del recorrido. Al terminar estas figuras encontrarás una cruz enorme. Cuando la veas, seguro imaginarás que pesa toneladas, pero, en realidad, te sorprenderá saber que ¡no pesa casi nada! En realidad, está tallada sobre la piedra de sal. La ilusión de peso se la da su interior, el cual se ha llenado con luces.

[Agregar imagen de la Cruz]

Durante el recorrido también encontrarás imágenes que relatan pasajes de la Biblia, así como una cascada, también elaboradas a base de sal. Al llegar a la nave principal destaca, sobre todo, la gran cruz de sal realizada en bajorrelieve. Es la cruz bajo tierra más grande del mundo, con medidas de 16m de alto por 10m de ancho. En este mismo espacio encontrarás otra obra de arte que te encantará y se titula “La Creación del Hombre”. Es un homenaje al artista renacentista Miguel Ángel y fue elaborada por el escultor Carlos Enrique Rodríguez Arango.

Souvenirs de la Catedral de Sal de Zipaquirá

Al final del recorrido visita la zona comercial donde venden diferentes souvenirs. Por otra parte, hay una sala donde se proyectan películas en 3D. También ahí, hay una sala en la que realiza un show de luces LED distribuidas en el techo. En otras palabras, tendrás todo lo necesario para pasar un gran día bajo tierra. Eso sí, antes de irte, disfruta de un café subterráneo en la cafetería del sitio.

Visita la Catedral de Sal de Zipaquirá sin Claustrofobia

Si te preocupa sentir un poco de claustrofobia por la ubicación de este atractivo, ¡no te angusties! El recinto cuenta con un sistema de ventilación por diversos túneles y galerías. Gracias a ello puede albergar hasta 7,000 personas al mismo tiempo sin riesgo de derrumbe, así que la Catedral de Sal de Zipaquirá es muy segura.

La mejor época para visitar la Catedral de Sal de Zipaquirá

Una tradición muy importante del municipio de Zipaquirá se celebra el día 23 de octubre. Este día está dedicado a la Virgen de Guasá, considerada la patrona de los mineros. Es a ella a quien los mineros de la zona dedican su trabajo pidiendo su protección a diario, ya que su trabajo es muy riesgoso.

[Agregar foto del desfile de la Virgen de Guasá]

Aunque la celebración de la Virgen de Guasá tiene un sentido religioso, si viajas en esta temporada descubrirás que su sentido también es cultural. Durante el festejo hay un desfile, música, danza y se presenta la oportunidad de probar comida típica de Colombia. Te recomendamos probar la papa salada –cocinada con sal vigua que es la que se extrae directamente de las minas de Zipaquirá– y el caramelo rosado. Éste es un dulce típico hecho a base de agua, azúcar y limón, al cual se le añade también un poco de colorante para que adopte un tono rosado.

La Ruta del Minero en la Catedral de la Sal de Zipaquirá

Haz de tu visita por la ciudad de las minas de sal una divertida experiencia de aprendizaje participando en la Ruta del Minero. El recorrido dura entre 35 minutos y 1 hora, y en él aprenderás a reconocer algunas formaciones geológicas de la Sal. También visitarás miradores para observar el Yacimiento de la Cascada de Sal y el Arcángel Custodio (Ángel Guardián). Descubrirás también herramientas utilizadas en la minería como los martillos neumáticos.

Sin duda, visitar la Catedral de Sal de Zipaquirá en Colombia es una experiencia inolvidable. Implica desde bajar 180 metros bajo tierra, hasta aprender lo que un minero hacía día a día en las minas de sal. Déjate sorprender y anímate a visitarla en tu próximo viaje a Bogotá.