Europa > Europa Central > Croacia > Dubrovnik la perla del Adriático

Dubrovnik la perla del Adriático

En Dubrovnik, La perla del Adriático, se crea una simbiosis entre la arquitectura urbana y el mar.

VISITA DUBROVNIK EN CROACIA

Situada en las costas del Adriático, al sur de Croacia, se encuentra una ciudad que por sus construcciones peculiares y su entorno geográfico, es considerada la perla del Adriático. Es una ciudad ancestral, con muros que han visto pasar cientos de años y que se combinan con un bello paisaje. Mar y tierra forman una simbiosis única.

CIUDAD VIEJA DE DUBROVNIK

Dubrovnik hoy en día es una ciudad mucho más grande de lo que fue hace unos siglos; no obstante, junto al mar, aún se puede visitar la ciudad histórica o amurallada que conserva una particular arquitectura. Ésta ha sido declarada por la UNESCO como Patrimonio Cultural de la Humanidad y verás que con mucha razón.

La muralla del casco histórico cuenta con 16 torres y varias puertas de acceso, pero para no confundirte, deberás iniciar tu recorrido desde la puerta de Pile, la cual era la más importante de este sistema defensivo. Sobre dicha puerta podrás ver una escultura de San Blas –santo protector de la ciudad– realizada por el escultor Ivan Mestrovic. En ese mismo punto notarás que aún existe un puente levadizo que anteriormente se alzaba para cerrar la ciudad y aunque antaño se encontraba sobre un foso lleno de agua, actualmente éste se conforma por un jardín con limoneros y naranjos.

GUÍA DE DUBROVNIK

Es verdad que puedes elegir entre diferentes caminos para tu visita, peroDINKtravelers te recomienda continuar caminando de frente sobre la calle la Placa. Ésta te llevará a la parte más aristocrática de la ciudad donde gobernaba la República Ragusea. Esa zona se distingue por sus edificios de estilo barroco que conducen a la Plaza de la Luza, donde se encuentran el Palacio Sponza y la iglesia de San Blas. Desde que fue construida en el siglo XV, esta plaza ha sido lugar de reunión para los habitantes de la urbe.

Continuando por la misma calle encontrarás la Catedral de Dubrovnik, una iglesia construida en el siglo XI y reconstruida en el XVIII debido a un terremoto que arrasó con ella. Según la leyenda, fue levantada con una donación del rey Ricardo Corazón de León tras haberse salvado de un naufragio en las costas cercanas a la ciudad.

PUERTO DE DUBROVNIK

Debido a que Dubrovnik está en la costa, cuenta con un puerto en uno de los sectores más antiguos. Éste destaca por sus tres arcos enormes de gran arsenal construidos en el siglo XII. Además, es el más antiguo astillero de la ciudad que, a pesar de su antigüedad, sigue en uso. También, amenizando el paisaje marítimo está el muelle Kaše, ubicado frente a los arcos y enclavado en el mar. Su función principal desde el XV es servir como rompeolas. Un tip: esta parte de Dubrovnik es el sitio perfecto para los turistas, e incluso para los enamorados locales, ya que ahí se pueden disfrutar magníficos atardeceres acompañados de una copa de vino.

Para cerrar la visita, o tal vez para iniciarla, sal de la ciudad amurallada y dirígete a la colina que se encuentra a unas cuantas calles. Ahí hallarás el teleférico desde el cual podrás apreciar el grandioso paisaje que se forma con la simbiosis entre la arquitectura urbana y el mar.