África > Norte de África > Egipto > Descubre el templo de Kom Ombo en Egipto

Descubre el templo de Kom Ombo en Egipto

Navega por el Nilo para descubrir el templo de Kom Ombo, donde podrás ver momias de cocodrilos y aprender sobre el dios egipcio Horus.

Al pensar en un viaje a Egipto, es probable que Kom Ombo no aparezca en tu lista de paradas a realizar. En lugar de ello, planearías un tour a la presa de Asuán, darías un paseo en camello en  Nubia o verías la gran Esfinge. Sin embargo, después de leer este artículo seguro querrás visitarlo pues te ofrece una experiencia única.

“El cocodrilo y el halcón vigilan pacientemente el ir y venir de su pueblo, Egipto.” 

Kom Ombo es una villa ubicada a unos 800 kilómetros de El Cairo, a la cual puedes llegar sobre todo en alguno de los cruceros que recorren el río Nilo. Más allá de los paisajes que verás en tu viaje en crucero, al visitar este destino tan poco mencionado en las guías de viaje, aprenderás mucho sobre la riqueza cultural y la historia de Egipto.

Historia de la villa de Kom Ombo 

Kom Ombo era conocida como Nubt, que significa “ciudad de oro”. Se cree que recibió este nombre en años posteriores a su fundación, durante la época ptolemaica, haciendo referencia a la riqueza comercial que poseía. Esto se debía a que era una ciudad por la que los viajeros cruzaban de manera obligada en su camino hacia Nubia y a otras ciudades que formaban parte del valle del Nilo.

Alrededor del año 180 a.C. inició la construcción del templo de Kom Ombo, que terminó por convertir a la ciudad en un destino obligado para los viajeros. En este lugar puedes conocer a las dos deidades a las que se dedicó este recinto: Horus y Sobek.

El Templo de Horus y Sobek

Como mencionamos, el templo de Kom Ombo esta dedicado a dos dioses, Horus y Sobek. De hecho, es el único templo del Antiguo Egipto con esta característica. El lado izquierdo está dedicado a la deidad Sobek y el derecho a Horus.

Sobek, dios cocodrilo 

El dios Sobek, conocido como el “dios cocodrilo”, comenzó a ser adorado por el miedo que inspiraban estos animales a los habitantes de las orillas del Nilo. Muy a menudo, en la población había desapariciones de personas como consecuencia de los ataques de estos reptiles. Por ello, en un inicio, el templo se dedicó únicamente a este dios. Sin embargo, también se pensaba que tenía una inclinación hacia el mal por su relación con el dios Seth, considerado el señor del caos. Por ello, los pobladores decidieron hacer algunos cambios en el Templo de Kom Ombo.

Horus, dios egipcio de la protección 

Los cambios incluyeron la adoración al dios Haroeris, mejor conocido como Horus. Éste era hijo de Osiris y se le conocía como el vencedor de Seth. Los pobladores decidieron dividir el templo a la mitad, para que cada parte estuviera dedicada a un dios. Esto le dio a la estructura un equilibrio arquitectónico interesante que notarás en tu visita a Kom Ombo. También verás que hay hay el mismo número de espacios dedicados tanto a Sobek como a Horus.

Para disfrutar aún más de la experiencia, DINKtravelers, tu guía de viajes internacional, te invita a localizar las representaciones de los dioses en tu recorrido por el templo. No te preocupes; nosotros te diremos cómo puedes reconocerlos.

Arte y arquitectura egipcia 

Antes que nada, te explicamos algunas de las características de la arquitectura y el arte egipcios. Las edificaciones egipcias se caracterizan por ser de grandes proporciones y están decoradas con muchas representaciones simbólicas. Éstas hacen referencia tanto al poder e historia de los faraones como al de los dioses que los regían. El diseño de las estructuras no varía mucho a menos que tengan alguna influencia de otras culturas, y suelen estar acompañadas por obras monumentales como las esfinges. Éstas fueron planeadas para durar por siglos, así que se distinguen tanto por su majestuosidad como por su resistencia.

Cómo identificar a los dioses del antiguo Egipto 

Busca a Sobek y a Horus en muros, pilares y en cualquier lugar donde se puedan encontrar grabados. Sobre todo, pon especial atención a la cabeza de las figuras:

  • Para identificar a Sobek busca la figura de un hombre con cabeza de cocodrilo. Se creía que este dios era el protector del Nilo, así como el dios de la vegetación y de la fertilidad. También se le asocia con Seth por generar peligro y desorden.
  • Por su parte, Horus tiene cabeza de halcón. Se le conoce como el dios de los cielos, así como el que fundó la civilización egipcia.
  • En algunos relieves, Sobek y Horus aparecen junto a otros dioses como Hathor. Esta diosa era representada como una vaca con cuernos y se asociaba comúnmente con los templos de Horus. Era la diosa del amor, la felicidad, la danza y la música. Su nombre, Hathor, significa “la morada de Horus”.
  • También verás al dios Jonsu, que se representa con una barba en forma de tubo y un disco lunar en la cabeza. Era considerado el dios de la luna, y se le asociaba también con la medicina. Se decía que ahuyentaba a los espíritus del mal.
  • Sejmet aparece como una mujer con cabeza de leona. Se le conocía como “la terrible” o “la más poderosa”. Era la diosa de la guerra y la venganza.

Sobek
Horus
Hathor
Jonsu
Semjet
Slider

Faraones en el Templo Kom Ombo 

Con nuestra pequeña guía, podrás localizar algunos de los dioses en la extensión del templo y sorprender a tus compañeros de viaje con tus conocimientos de arte y mitología egipcia. Claro, además de los dioses también verás grabados de algunos de los faraones que intervinieron en la construcción. Localiza los pilares que acompañan la estructura. Verás que los faraones llevan tocados de tipo cónico que representan la doble corona de Egipto. Ésta hace referencia a las partes alta y baja del Nilo. Otra forma de identificarlos es buscando los cetros que portan en ambas manos. Los faraones representados en el templo son aquellos que participaron en la construcción: Ptolomeo IV, Ptolomeo VII y Ptolomeo XII.

Desastres naturales en Kom Ombo 

Kom Ombo es un sitio con una riqueza arquitectónica importante; sin embargo, se ha visto afectado por terremotos, así como por el cauce creciente del Nilo. Por otro lado, algunas partes de la estructura fueron robadas y utilizadas para llevar a cabo construcciones nuevas. Además, algunas de las partes del interior fueron borradas debido a que, por algún tiempo, el templo de Kom Ombo fue utilizado como iglesia por los coptos. Aun así, es un lugar que se ha conservado con gran dignidad.

Momificación de cocodrilos en Kom Ombo, Egipto

Además de ser un templo, en tiempos de los egipcios Kom Ombo fue también un centro médico, como se menciona en los relieves de los muros. Incluso podrás apreciar algunas de las herramientas que utilizaban en los procesos de curación y en procedimientos quirúrgicos como intervenciones dentales, craneales y de momificación. De hecho, uno de los rituales que formaban parte del culto a Sobek era el proceso de momificación de cocodrilos, los cuales ahora forman parte de la exposición que ofrece el templo. ¡Los cocodrilos que se encuentran en exhibición tienen más de dos mil años de antigüedad!

De paso, visita el Museo del Cocodrilo, donde podrás observar varios ejemplares de cocodrilos momificados y estatuas dedicadas al dios Sobek. Encuentra el museo justo antes de llegar al templo.

Diversión nocturna en Kom Ombo 

Completa tu viaje disfrutando de la iluminación nocturna del templo de Kom Ombo. O bien, si tomas un crucero, no te pierdas la fiesta de las chilabas. Las chilabas son túnicas tradicionales marroquíes que cubren del cuello al tobillo. Para conseguir una, debes ir a un mercado local. En caso de no querer comprarla, puedes rentar una en el crucero.

Navega por el Nilo para descubrir Kom Ombo, el sitio donde el halcón y el cocodrilo vigilan pacientemente el destino de los hombres.