África > Norte de África > Egipto > Viajes a el Cairo

Viajes a el Cairo

Viaja a El Cairo y visita la Pirámide de Sakkara, la madre de todas las pirámides, y un símbolo del poder faraónico.

PIRÁMIDE DE SAKKARA

Sakkara se encuentra al Norte de Egipto, en una de las ciudades más grandes de África, El Cairo, en donde se reúnen el pasado y el presente. En ella puedes observar las huellas tanto de la antigüedad como de la vida moderna ya que, así como hay monumentos históricos y zonas que parece que han quedado suspendidas en el tiempo, también hay hoteles modernos y lujosos, y un aeropuerto internacional que recibe a los miles de turistas que visitan este destino cada año.

La pirámide de Sakkara, también escrito Saqqara, es la construcción más destacada en la necrópolis de Menfis, un territorio considerado sagrado localizado cerca del famoso Valle del Nilo. Menfis era la ciudad de los vivos, mientras que Sakkara era la de los muertos, pues era el cementerio de la antigua Menfis. Las personas más importantes de la civilización egipcia, como faraones, funcionarios y nobles eran enterradas ahí.

La pirámide fue colocada bajo la protección de Sakari, dios de los espacios misteriosos. Según se creía, ahí se llevaba a cabo la reencarnación, razón por la cual se consideraba sagrada. Su construcción fue innovadora y revolucionaria, ya que antes sólo existían las mastabas, palabra en árabe que significa “banqueta”. Al principio de su construcción, la pirámide de Sakkara era trunca; es decir, comenzó como mastaba, hasta que logró sostenerse en forma de pirámide escalonada. En lo que respecta al espacio, aunque no se hubiera podido sostener arquitectónicamente, se hubiera seguido usando para asuntos mortuorios, pues los egipcios consideraban que ahí se consagraba la vida. Por esta razón, en Saqqara puedes encontrar muchas otras tumbas y momias, a pesar de los saqueos que han ocurrido.

LA PIRÁMIDE ESCALONADA DE ZOSER

La construcción de la pirámide escalonada de Sakkara se llevó a cabo bajo las órdenes del faraón Zoser Necherjet Dyeser, perteneciente a la tercera dinastía de Egipto, pues quería una estructura majestuosa en la que se depositaran sus restos al morir. El encargado del proyecto fue el sacerdote y arquitecto Imhotep, quien logró con esta hazaña ser reconocido  en su época. Su nombre es importante  para la Historia del Arte, pues logró que por primera vez una estructura así – una serie de mastabas apiladas – se mantuviera de pie. A pesar de los años sigue teniendo un soplo de vida, y gracias a ello actualmente puedes visitarla. Es considerada la estructura más antigua del mundo en su género, la madre de todas las pirámides, y un símbolo del poder faraónico.

La construcción se realizó en forma de escalera orientada al cielo para que el faraón, ya enterrado en el pozo al fondo, ascendiera por los escalones para reunirse con el Dios Sol. La pirámide también resguardaba, además de los restos de Zoser, los restos de su familia.

Si visitas la pirámide, te darás cuenta de que se volvió un modelo para todas las pirámides de Egipto. Tal es el caso de las pirámides de Giza, que se encuentran justo a un lado.

COSMOVISIÓN EGIPCIA EN SAKKARA

En tu visita a la pirámide de Sakkara aprenderás un poco sobre la cosmovisión de los egipcios. Ahí descubrirás que la pirámide no era un recinto para humanos, sino para el Ka, la fuerza vital que acompañaba a las personas en la vida y en la muerte. Sólo éste podía cruzar la pirámide para introducirse por un pasadizo flanqueado por dos hileras de columnas que simulaban el camino infinito al más allá. La muerte se entendía como un proceso en el que la fuerza vital del Ka abandonaba el cuerpo. La persona que sobrevivía a la muerte se volvía a unir con su Ka en el más allá.

El Ka de Zoser parece seguir velando todavía por él en Sakkara pues, a pesar de su antigüedad, la pirámide aún se mantiene en pie. Esto también ha sido posible gracias a los trabajos de mantenimiento y conservación que los especialistas han realizado. La pirámide de Sakkara es un recuerdo de que la muerte ha sido y sigue siendo un hecho de importancia para los seres humanos de todas las culturas. Por eso, a pesar de los años, aún sigue en pie, así que no pierdas la oportunidad de valorarla y visitarla.

EL SERAPEO DE SAKKARA

Desde la pirámide de Sakkara también puedes apreciar la parte del Serapeum, donde se momificaban animales como toros. También puedes ver otras pirámides como la de Pepi y su hijo Menra, cuyas columnas recubiertas por jeroglíficos hicieron que la pirámide tuviera una voz propia que se comunica con el mundo, y que la convierten en un libro de piedra. El impacto del Serapeum, no sólo se debe a su arquitectura, sino también a su decoración y a los jeroglíficos de sus complejos funerarios. Por lo rico en significados que es este conjunto de construcciones,en 1979 Menfis y su necrópolis, así como sus campos piramidales fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

CONSEJOS PARA VIAJAR A EL CAIRO

Los egipcios son personas con diferentes costumbres y tradiciones, así que encontrarás dos religiones principales: el cristianismo copto y el islamismo, que es la más numerosa. Pero más allá del número de fieles, lo que verás será una convivencia de religiones basada en la tolerancia y el respeto.

Como es un país en su mayoría musulmán, hay ciertas reglas que debes respetar como beber con moderación y vestir modestamente; es decir, procura mantener los hombros y la parte superior de los brazos cubiertos. Debido al calor, DINKtravelers te recomienda empacar ropa de algodón, un sombrero y, por supuesto, agua. Procura llegar temprano para poder explorar toda la zona. Otra buena idea es aprender algunas frases básicas en árabe, el idioma oficial, aunque podrás comunicarte sin problema en  inglés, el segundo idioma oficial.

Si te gusta la aventura, la historia y la cultura, tienes que visitar la Pirámide de Sakkara, en Egipto, donde el pasado y el presente conviven.