América > Norteamérica > México > Guía básica de cómo subir el Iztaccíhuatl

Guía básica de cómo subir el Iztaccíhuatl

Por Karelyn López |

En DINKtravelers te damos algunos tips de cómo subir el Iztaccíhuatl y te contamos su leyenda para que vivas una experiencia inolvidable al escalar este volcán mexicano.

Hay muchas formas de conocer las bellezas naturales de los países que visitamos, como practicar ecoturismo. En el pasado, te hemos llevado a lugares increíbles como al Nevado de Toluca en México,  Gemona del Friuli  o el Distrito de los Lagos en Europa y hasta la misteriosa Ushuaia, la ciudad más austral del mundo.  En esta ocasión, te invitamos a conocer el mítico volcán del Iztaccíhuatl.

El Volcán Iztaccíhuatl 

«La princesa Tlaxcalteca más bella y blanca de México yace dormida y te espera como a su gran amor»

Relaja los hombros, toma tu backpack, tus botas impermeables y prepárate para un fin de semana increíble. DINKtravelers, tu guía de viaje internacional, te llevará al Iztaccíhuatl, la tercera montaña más alta de México. Es hora de darle un break al estrés para conocer un sitio icónico del Estado de México, Morelos y Puebla, donde podrás disfrutar del paisaje y hacer montañismo.

Para mayor comodidad, alista auto y tu mejor playlist y ve directamente al Paso de Cortés o hacia Amecameca. Con café y guajolota en mano (masa de maíz rellena de salsa picante y carne de cerdo dentro de un bollo de pan) caerás en un hechizo al contemplar aquella hermosa figura de la dama que yace dormida esperando a su gran amor.

La mejor temporada para el ascenso es de octubre a febrero, ya que los días son más claros y el clima es agradable. Se puede ascender durante el verano pero considera que en esos meses el clima es lluvioso.

Leyenda de Iztaccíhuatl

El Iztaccíhuatl se conoce también como “La mujer dormida” o “La mujer blanca” debido a un mito prehispánico, consolidado en la época moderna. Éste narra la historia de dos jóvenes tlaxcaltecas que exalta la mexicanidad romántica de los años 30.

El guerrero Popocatépetl profesaba un gran amor por la princesa Iztaccíhuatl. Había pedido su mano a su padre antes de ir a la guerra. El gobernante tlaxcalteca aceptó gustoso la propuesta y prometió que a su regreso lo recibiría con un festín para que desposara a su bella hija. Meses después, llegó la noticia de que el guerrero había perecido a manos de un rival. Al saberlo, Iztaccíhuatl murió de melancolía.

Sin embargo, Popocatépetl no murió. En cambió, regresó victorioso y al ver a la princesa sin vida, su alma se matizó de un gris similar a los pastos, helechos, amaxehuites y coníferas que a 5,284 msnm dibujan los parajes melancólicos del Iztaccíhuatl.

Para honrar la memoria de su amada, Popocatépetl mandó a miles de esclavos a construir una tumba ante el sol, amontonando diez cerros. Ahí depositó el cuerpo frío de su amada que, al tocar la tierra, se transformó en su nevada cima. Mientras, Popocatépetl permanece al norte, custodiando a su princesa blanca Iztaccíhuatl.

Parque Nacional Iztaccíhuatl-Popocatépetl 

El Parque Nacional Iztaccíhuatl-Popocatépetl fue creado en 1935 por decreto del presidente Lázaro Cárdenas. También conocido como “Los Volcanes” el parque es Reserva de la Biosfera protegida por la UNESCO desde 2010. Tiene un origen geológico que se remonta a 30 millones de años atrás. Es contemporáneo del Eje Volcánico Transversal y está a sólo 70 km de la capital del país.

Por ello, es uno de los sitios turísticos predilectos para los aficionados y expertos del montañismo. Además, es conocido como la «Fábrica de Agua» de la región más poblada de México.

El Iztaccíhuatl se extiende a lo largo de 7 km. La topografía accidentada del volcán, con sus vaguadas o senderos de ríos, sus inclinadas pendientes, sus barrancas, valles, flora, fauna, así como con sus 32 sitios arqueológicos, te recibirá con paisajes representativos de una gran geodiversidad y patrimonio cultural.

El corazón del Iztaccíhuatl

La depresión ubicada entre “El Pecho” y “Los Pies” (4, 740 msnm) es recinto del ventisquero llamado Ayolócotl, llamado así por los indígenas por su forma de corazón. Algunos pueblos cercanos recogen nieve de esta zona. Disfruta ver cómo la nieve de este “corazón” natural se matiza con los rayos solares que le dan colores rosados, azules o violáceos.

Los cráteres cónicos del volcán se encuentran en la cima de Las Rodillas, en El Pecho (5,230 msnm) y en La Cabeza (5,146 msnm). Datan de hace 800 mil años. El resto de los relieves llevan los nombres de los científicos que exploraron la montaña a fines del siglo XIX.

Rutas para subir al Iztaccíhuatl

Está prohibido ascender al Popocatépetl, pero si quieres subir al Iztaccíhuatl debes llegar al Paso de Cortés. Desde ahí, conduce por el camino de terracería (9 km), o camina por el sendero alpino (7 km) hasta La Joyita, que cuenta con estacionamiento, baños secos, y comida típica sólo los fines de semana. A 700 m, La Joya (3,900 msnm) es el punto desde donde se asciende al Iztaccíhuatl en el sentido que va de Los Pies a La Cabeza.

También puedes ascender por La Cabeza, pero debes llegar al pueblo de San Rafael y seguir el camino hasta el Llano Grande. Verás zacatales, arena y rocas en “El Tumbaburros”, un camino sinuoso por la pendiente de ascenso que alcanza una cumbre de 5,156 msnm.

La mayoría de las rutas requieren dos días y una caminata de 10 h. En rutas difíciles como la de El Glaciar de Ayolócotl o su continuación, la Rampa de José Oñate (llamada así en honor a un trágico accidente en 1974) se requiere de más tiempo, experiencia y aclimatación.

 

Consejos sobre cómo subir el Iztaccíhuatl

  • Subir implica pasar por muchos cambios termodinámicos por lo que te recomendamos tener buena condición física y ropa adecuada.
  • Realiza ejercicios cardiovasculares como correr y fortalece las piernas y las rodillas antes de tu ascenso para aumentar tu resistencia y evitar lesiones.
  • La flexibilidad en tendones evitará desgarres, mientras que la fuerza muscular abdominal será indispensable para tener mayor balance.
  • Hidrátate, ingiere alimentos altos en proteína y carbohidratos complejos y descansa por periodos.
  • Procura dormir 8 h diarias una semana antes de realizar el ascenso.
  • No ingieras bebidas alcohólicas por lo menos 48 h antes de tu ascenso.
  • En la entrada al parque hay grupos de expediciones locales que te proveen el equipo necesario para tu recorrido.

Equipo para subir el Iztaccíhuatl

  • Crampones
  • Protector solar
  • Casco de montañismo con lámpara frontal
  • Piolet
  • Bastones de trekking
  • Botiquín individual
  • Mochila de campismo y equipo para acampar.
  • Kit de supervivencia: agua embotellada, frazada, muda de ropa, fósforos, linterna con baterías, brújula, tabletas de cloro, tarjeta médica, alimentos y barras de proteína.

Shadow
Slider

Checklist de ropa para hacer senderismo

  • Botas para montaña impermeables
  • Calcetas térmicas de polipropileno
  • Camisa dri-fit para senderismo
  • Anorak impermeable
  • Fleece o polar
  • Guantes mitones o completos
  • Pantalón impermeable para senderismo
  • Gorra de invierno o pasamontañas
  • Lentes de sol para deportes de montaña

El Glaciar Iztaccíhuatl: el mayor reto

El Glaciar de Ayoloco o Ayolócotl es una de las rutas más difíciles en el Iztaccíhuatl. En ésta conocerás más parajes como la Boca de Tiburón, la Muralla Roja, Cruz de Rosas y hasta el Refugio de los Otis McAllister. Desde ese punto cruza el glaciar que lleva directo a la cumbre media y a la del Pecho.

La Rampa de Oñate, los heleros de la Cabeza y la Cabellera, cruzando por las grietas y las grutas repletas de estalactitas verdeazules, son los lugares de práctica de los alpinistas más experimentados.

Costos del Parque Nacional Iztaccíhuatl

La entrada al Parque Nacional Iztaccíhuatl-Popocatépetl cuesta $30.50 MXN por persona. Incluye todos los servicios: visitas guiadas o autoguiadas a los senderos, acampar, andar en bici, caminata de media y alta montaña, sanitarios y estacionamiento. Por $30.50 adicionales, podrás pasar la noche en el albergue de Altzomoni. Se requiere reservación en temporada alta: noviembre-marzo. En este link puedes encontrar más información sobre estos servicios.

Arte inspirado en el Volcán Popocatépetl e Iztaccíhuatl

El aura mítica y etérea de esta montaña sagrada fue inspiración para pintores de la talla de Gerardo Murillo (Doctor Atl). Fue tema recurrente en la Escuela de Pintura al Aire Libre para figuras como Ixca Farías, Pedro Galarza Durán y Francisco Torres.

Entre los muralistas que retrataron al Iztaccíhuatl destacan Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros y Juan O’Gorman. Asimismo, podemos mencionar a personalidades del Salón de la Plástica Mexicana como Luis Acosta Gutiérrez, Luis Nishizawa, Olga Acosta, Sofía Bassi, Nicolás Moreno y Feliciano Peña.

Estáticos y eternos, así lucieron el Popocatépetl y el Iztaccíhuatl para los más grandes artistas mexicanos. Esperemos que el Iztaccíhuatl y el Popocatépetl, testigos omnipotentes del tiempo, la vida, el amor y la naturaleza, también se queden por siempre en tu memoria.

Ahora que ya conoces lo básico del Iztaccíhuatl es tiempo de preparar tu mochila y organizar tu viaje. Ya en la cima disfruta de la vista y la satisfacción de haber escalado la tercera montaña más alta de México. A tu regreso, ¡comparte tu logro con nosotros!