Europa > Europa Occidental > Italia > Coliseo Romano una de las nuevas 7 Maravillas del Mundo Moderno

Coliseo Romano una de las nuevas 7 Maravillas del Mundo Moderno

La historia del Coliseo Romano fue escrita con la sangre de valientes gladiadores y exóticas fieras. Su impresionante pasado y su arquitectura lo convierten en una de las nuevas 7 Maravillas del Mundo Moderno.

Historia del Coliseo Romano

En el año 80 d.C. se llevó a cabo la inauguración del Coliseo Romano, el  anfiteatro principal del mundo romano. Sármatas, árabes, egipcios y personas de todos los confines del Imperio romano la presenciaron. Aquel día, contemplaron a fieras exóticas devorar hombres y a valientes gladiadores batirse en armas. El  espectáculo  se prolongó por cien días y fue tan impactante que los historiadores han reconocido su magnificencia y originalidad.

Este espectáculo inaugural y los que siguieron, convirtieron al Coliseo Romano en una atracción turística muy importante de Roma e Italia. Su fama es tal que hoy en día es  una de las nuevas 7 Maravillas del Mundo Moderno. Sigue leyendo y descubre más historias que dan vida al Coliseo Romano.

El nombre original del Coliseo Romano

El Coliseo Romano fue construido durante la dinastía Flavia de la mano de Vespasiano, promotor de la obra. Por esta razón se le llamó Anfiteatro Flavio. A partir de la Edad Media el nombre de Coliseo se popularizó. El origen del nombre se debe a que se ubicaba cerca de una escultura de bronce colosal de Nerón. Los romanos nunca lo conocieron como Coliseo. Sin embargo, otro motivo del origen del nombre fue su cercanía con el antiguo palacio Domus Aurea, también de Nerón.

El Coliseo Romano, una de las nuevas 7 Maravillas del Mundo Moderno y Patrimonio de la Humanidad

El Coliseo Romano es sin duda una de las atracciones más importantes de Roma y tal vez de Italia. En el año 1980, la UNESCO declaró el centro de Roma como Patrimonio de la Humanidad. Por supuesto, el Coliseo Romano y el Panteón de Agripa no se quedaron atrás y también forman parte. Las grandes peleas que ocurrieron dentro del Anfiteatro Flavio  forman parte de la gran historia de la cultura romana. Además, su grandeza arquitectónica lo convirtió en el 2007 en una de las nuevas 7 Maravillas del Mundo Moderno.

Luchas de Gladiadores en el Coliseo Romano

En años posteriores los magistrados organizaron espectáculos en el Anfiteatro Flavio para promover sus campañas electorales. Por su parte, la familia imperial lo utilizó para celebrar las  fiestas principales del Estado. Para entonces las rondas de combate duraban solo entre tres y seis días. Eso sí, el ambiente jamás dejó de ser frenético. El entusiasmo por ver a los gladiadores en el Coliseo Romano se notaba incluso días antes del evento. Y es que los combates se anunciaban con pinturas en las fachadas de las casas, en las paredes de los edificios públicos y en las tumbas. El fanatismo abarrotaba los alrededores del Anfiteatro Flavio.

Durante los días de espectáculos en el Coliseo Romano, desde muy temprano se agotaban los lugares libres en las gradas que albergaban a 50,000 espectadores. El programa daba inicio con una exhibición de animales que venían de países lejanos como cocodrilos, jirafas o rinocerontes. Pero el clímax llegaba con el toque de trompeta que anunciaba a los gladiadores del Coliseo Romano. En ese momento, el ambiente se llenaba de gritos ensordecedores. El público aplaudía  cuando sus gladiadores favoritos daban muerte a sus oponentes. Fue hasta la época de Augusto que este final fatal se prohibió.

La violencia desbordada que se vivía tras los muros del Anfiteatro Flavio no perdió popularidad.  El último espectáculo se registró en el año 523 d.C. Otro dato que resulta impactante sobre su historia y que lo convirtió en una de las nuevas 7 Maravillas del Mundo Moderno es que ningún edificio superó su capacidad sino hasta el siglo XX.

Las bestias también peleaban en el Coliseo Romano

Los espectáculos en el Coliseo Romano no solo incluían la exhibición de animales. También incluían lo que los historiadores describen en sus escritos como las damnatio ad bestias, luchas dramáticas de distintas especies de animales que peleaban simultáneamente a muerte.

En la arena del Anfiteatro Flavio podía enfrentarse un elefante contra un toro, un rinoceronte contra un oso, o un tigre contra un león. Estas batallas hacían enardecer al público.  El espectáculo más grande fue aquel en el que se enfrentaron cien leones, cien leopardos africanos y trescientos osos. Por supuesto, hoy en día este tipo de violencia sería impensable e inadmisible, pero en su momento, fue vitoreada por los gritos de la multitud en las gradas del Coliseo Romano.

Zona de Subterráneos y Calabozos en el Anfiteatro Flavio

Entrar debajo de la arena del Coliseo Romano era como entrar a otro mundo. Una estructura de madera formaba diferentes pasillos y estancias dentro de las que se encontraban las jaulas de las fieras. También había cárceles y habitaciones en las que los gladiadores esperaban su entrada a los combates.

Otro aspecto destacado del subterráneo eran las rampas y ascensores que permitían un acceso directo y hasta con tintes teatrales a la arena del Anfiteatro Flavio. En la actualidad, el subterráneo permanece al descubierto. Sin duda, junto con el imponente Coliseo Romano, será uno de tus espacios favoritos.

Al caminar por el subterráneo del Anfiteatro Flavio notarás la magnificencia de su estructura colosal. Además, entenderás por qué se convirtió en una de las nuevas 7 Maravillas del Mundo Moderno.

Cuándo visitar el Coliseo Romano

Su pasado y su impresionante arquitectura han permitido que siga siendo uno de los grandes atractivos de Roma y es por eso que DINKtravelers, tu guía de viajes internacional, te invita a visitarlo. Aunque es magnífico en cualquier época del año, te recomendamos ir entre mayo y noviembre, cuando se organizan recorridos nocturnos. En ellos podrás acceder a la arena, bajar al subterráneo, conocer las galerías y subir al mirador. Desde ahí podrás disfrutar de las vistas del Arco de Constantino y el Palatino.

El Coliseo Romano y otros souvenirs con historia

Sin duda alguna el Coliseo Romano es el souvenir más popular, ya que existen más de 1,000 distintos artículos que hacen referencia al Anfiteatro Flavio. Sin embargo, Roma te ofrece una infinidad de souvenirs que podrás llevar a casa al finalizar tu viaje por Italia. Algunos souvenirs famosos son el Spritz Campari, la tradicional pasta o inclusive el limoncello, un licor italiano. Si lo que deseas es comprar souvenirs con historia, te recomendamos visitar las tiendas que están en el centro de Roma y que forman parte de la “Associazione Negozi Sotrici di Eccellenza di Roma“. Estos negocios tienen una historia y tradición de más de 100 años, por lo que podrás encontrar souvenirs únicos y originales, desde ropa y accesorios hasta joyería y plumas.

Mientras recorres el centro de Roma en busca de tus souvenirs, te recomendamos aprovechar el tiempo para comer en uno de sus cafés, restaurantes o casas de té populares por sus postres y helados.

Ahora sí, cuando vayas al Coliseo Romano párate en las gradas y echa a volar tu imaginación. Estremécete con la idea de presenciar un combate mientras miles de espectadores claman por  ver un espectáculo sangriento. Después, aprovecha para relajar tu cuerpo y mente. Camina por las calles del centro de Roma y disfruta comprando souvenirs y probando la gastronomía Italiana.