Europa > Europa Occidental > Italia > El Panteón Romano

El Panteón Romano

El Panteón de Roma simboliza el cosmos maravilloso y extenso que los viajeros recorren sol a sol en cada aventura.

VISITA EL PANTEÓN DE AGRIPA EN ROMA

Cuando viajas a Roma descubres que en cada esquina hay una escultura, una columna o un monumento digno de fotografiar. Alrededor tuyo se desarrolla una extraña simbiosis entre la modernidad con sus incontables motocicletas y locales de pizza, y el pasado, con los vestigios de una época clásica que ha quedado suspendida en el tiempo.

HISTORIA DEL PANTEÓN DE ROMA

Quizá uno de los inmuebles más impactantes que conocerás en la capital italiana –además del Coliseo, por supuesto– será el Panteón de Agripa, también conocido como Panteón Romano. Éste fue construido en el siglo II d.C. y tiempo después, en el siglo VII, se destacó por ser el primer templo pagano en ser transformado en iglesia católica. Aunque pueda parecer un cambio poco relevante para muchos, los viajeros debemos a ese hecho que el edificio se conservara intacto a lo largo de la historia. De esta manera, adquirió tal importancia que se decidió conservar en él los restos del rey Víctor Manuel II y del famoso pintor renacentista Rafael, cuyas obras verás, por cierto, cuando visites otro atractivo turístico romano: el Museo Vaticano.

ARQUITECTURA DEL PANTEÓN DE AGRIPA

Al pararte frente a la fachada de este gran edificio pensarás primero en los clásicos templos griegos como el Partenón. Sin embargo, Agripa, al dirigir la construcción del Panteón, pensó específicamente en detalles que ayudarían a representar la concepción religiosa de los romanos conformada por diversos cultos.

Camina primero entre las columnas de la entrada pensando que ese sitio de culto era la morada de los dioses y que su arquitectura pretendía ser la síntesis del cielo y la tierra. Por eso, al entrar, encontrarás una amplia planta circular cerrada por una cúpula.

Recorre la sala entera para admirar la geometría del edificio y luego mira hacia arriba para ver el oculus central, es decir, el gran agujero que funge como única fuente de luz del edificio y que representa al sol, durante el día, y a la luna, durante la noche, además de servir como un enorme reloj solar.

Una maravilla más de este templo lleno de simbolismos cosmogónicos es que se encuentra orientado al norte, el punto fijo de la bóveda celeste que ayuda a determinar la variación de las estrellas a lo largo de los días y que desde hace siglos funge como guía para viajeros y aventureros.

Estamos seguros de que después de tu visita al Panteón de Agripa quedarás convencido de que los antiguos romanos eran maestros en transformar la ingeniería y la arquitectura en obras de arte.

CÓMO LLEGAR AL PANTEÓN ROMANO

El Panteón se localiza en Piazza della Rotonda, entre la Fuente de Trevi y la Plaza Navona, la entrada es gratuita y se puede visitar de lunes a sábado de 8:00 a 19:30, y los domingos hasta las 18:00.

Si no logras ubicar el Panteón en los mapas turísticos o te encuentras perdido,DINKtravelers te recomienda preguntar a los locales por la Rotonda (la Rotonna), el nombre popular con el que se conoce tanto el inmueble como la plaza en que se encuentra.

ARTE EN EL PANTEÓN DE AGRIPA

Al interior del Panteón encontrarás algunos frescos que le fueron añadidos en el siglo XV. Nuestro favorito: La Anunciación, de Melozzo da Forli, ubicado en la primera capilla a la derecha de la entrada.