Europa > Europa Occidental > Francia > El Arco del Triunfo de París

El Arco del Triunfo de París

Visita el Arco del Triunfo de París para rememorar historias de lucha, victoria y libertad que nos cuenta su arquitectura.

MONUMENTOS DE FRANCIA

Junto con la mundialmente famosa Torre Eiffel, uno de los edificios más icónicos y representativos de la capital francesa es el Arco del Triunfo, el cual es como un hermano mayor de la “Dama de hierro”. Después de la celebración de una importante victoria tras la Batalla de los Tres Emperadores, Napoleón Bonaparte quiso rendir homenaje a sus grandes logros junto a sus fieles soldados de la Grand Armée, dedicándoles un glorioso monumento que celebrara su regreso luego de una batalla bien librada. Fue así que en 1806, el emperador ordenó la construcción del Arco del Triunfo, prometiendo a su ejército que volvería a casa “bajo arcos triunfales”.

Los arquitectos y artistas responsables de hacer realidad esta gran empresa fueron Jean Chalgrin y Jean-Arnaud Raymond, quienes se inspiraron en el Arco de Tito de Roma para realizar el diseño definitivo, el cual resultó ser un poco diferente de la visión original del emperador.

CURIOSIDADES DE ARCO DEL TRIUNFO DE PARÍS

¿Sabías que el Arco del Triunfo estuvo a punto de ser un elefante? Si bien el resultado final no fue tan extravagante, el Arco del Triunfo logró convertirse en uno de los mayores exponentes de la belleza arquitectónica francesa.

En cada uno de los pilares que sostienen la estructura hay cuatro bajo relieves que representan los valores y virtudes de las fuerzas armadas de Francia: “el Triunfo”, “la Paz”, “la Resistencia” y “la Partida de los Voluntarios”, estas esculturas corresponden a la autoría de Antoine Étex y François Rude. En las caras internas del arco están grabados los nombres de las batallas ganadas por Napoleón Bonaparte y los soldados que lucharon por Francia. Los nombres de los caídos están subrayados.

A los pies del monumento encontrarás la Tumba del soldado desconocido, que fue instalada para honrar la memoria de los muertos durante el transcurso de la Primera Guerra Mundial, en especial de aquellos que no lograron ser identificados o que desaparecieron. En su honor fue encendida una llama votiva que nunca se extinguirá.

DINKtravelers te recomienda detenerte y admirar cada ornamento y detalle del Arco del Triunfo, pues tienen un significado especial y un trasfondo interesante. Luego, para cerrar tu visita con broche de oro, entra al monumento, donde encontrarás un museo que explica su historia. Otro bono es que puedes subir al techo donde podrás gozar de una vista espectacular hacia los Campos Elíseos y el Barrio de la Defensa. La subida puede ser un poco extenuante pero vale la pena, especialmente si se hace de noche.

CELEBRACIONES EN EL ARCO DE TRIUNFO DE PARÍS

A lo largo de su construcción, el Arco del Triunfo fue testigo de muchos de los eventos históricos más importantes de Francia. Entre ellos estuvo, por ejemplo, el desfile fúnebre de Napoleón Bonaparte, quien murió sin ver completo su preciado monumento, ya que tardó 30 años en terminarse. Asimismo, a los pies del monumento se veló el cuerpo del escritor Víctor Hugo, y fue en el arco también donde se despidió al ejército francés antes de que partiera hacia la Primera y Segunda Guerra Mundial. Recuerda que cada 11 de noviembre, el Arco del Triunfo es la sede principal para celebrar el aniversario del Armisticio, por lo cual se hace una gran fiesta en la rotonda en honor al pacto entre Francia y Alemania que ayudó a restaura la paz en todo el mundo.