Europa > Europa Occidental > Francia > Los mejores sitios que ver en Estrasburgo

Los mejores sitios que ver en Estrasburgo

Escápate a Estrasburgo, Francia, y descubre su encanto único siguiendo nuestra ruta turística.

TURISMO EN ESTRASBURGO

En la región de Alsacia, Francia, se encuentra una famosa ciudad, conocida gracias al paisaje urbano arquitectónico, y a la riqueza cultural que se encuentra en sus calles. DINKtravelers te recomienda recorrer el casco histórico de Estrasburgo, zona que en 1988 fue declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO. Ahí, encontrarás una interesante combinación cultural francesa y alemana que distingue a esta ciudad del resto de los destinos franceses.

El casco histórico se encuentra en una isla rodeada por el Río III, por tanto, la forma de llegar a él es cruzando los puentes construidos en época medieval. Todos son de libre acceso, y aunque en el pasado estaban techados, hoy en día sólo podrás ver las columnas que formaban parte de la fortificación que protegía la villa.

Tu día puede comenzar en la Presa Vauban, la cual fue construida alrededor del siglo XVI y actualmente cuenta con una terraza que ofrece una vista panorámica del Rio III, de los puentes que rodean el casco histórico y de la Petit France.

La Petit France es un barrio reconocido porque antes vivían ahí pescadores, curtidores y molineros. Esta zona fue declarada por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad en 1988 y te encantará por estar salpicada de casas de los siglos XVI y XVII que se distinguen por sus entramados de madera en colores blanco y negro, típicas del estilo renano.

Para conocer más sobre la historia de los antiguos curtidores de la villa de Estrasburgo,DINKtravelers te recomienda visitar la Maison des Tanneurs que se encuentra a 10 minutos caminando de la Presa Vauban.

MAISON DES TANNEURS DE ESTRASBURGO

La Maison des Tanneurs (Casa de los Curtidores) se encuentra a orillas del Río III, en la Petit France. Fue edificada en 1572 y su ubicación se debe a que, antaño, la piel que curtían se remojaba en este brazo acuífero para darle mayor flexibilidad y brillo. Posteriormente, la maison fue transformada en restaurante en 1949.

Antes de entrar a probar algunas de las delicias alsacianas que ahí se sirven, descubre el lugar ideal para tomarte una selfie: hay una cédula que lleva el nombre y fecha de construcción del inmueble y que se encuentra a un costado del mismo.

QUÉ COMER EN ESTRASBURGO

Una vez que entres a la Maison des Tanneurs, prueba los platillos y bebidas característicos de este destino. Nuestros favoritos:

  1. La Tarte Flambée Es un platillo de apariencia similar a la pizza, pues consiste en una base de masa cubierta con diversos ingredientes que pueden ir desde dulces, hasta salados como cebolla, salchicha o quesos fuertes como el Münster. Se suele comer con las manos y, al ser de pequeño tamaño, se tiene como tradición no parar de comerlas hasta llenarse.
  2. El Baeckeoffe Consiste en tres tipos de carne: buey, cerdo y cordero a las que se agregan papas, ajo, cebolla y diversas hierbas. La combinación se mete a un horno para cocerla durante tres horas. Es uno de los platillos más aclamados por locales y turistas.

Marida tus alimentos con una copa de Riesling, el vino producido con uva blanca originaria de la región del Rin en Alemania y de Alsacia, Francia. Ha dado lugar a varias denominacinoes de origen y tiene una graduación cercana a los 12 grados. Busca las etiquetas que digan: Vin d’Alsace Riesling, Alsace Gran Cru o Crémant d’Alsace.

CATEDRAL DE NOTRE DAME EN ESTRASBURGO

Tras saborear los sabores de Estrasburgo seguro querrás conocer su recinto más famoso: la Catedral de Notre Dame. Ésta se encuentra a seis minutos de La maison des Tanneurs.Durante el traslado, tómate un momento para ver la Plaza Gutenberg, donde encontrarás el antiguo Ayuntamiento de Estrasburgo; luego,  desde ahí podrás llegar directo a la catedral recorriendo la rue Mercière (Calle Mercière).

La catedral de Notre Dame está consagrada a la virgen María, y es la cuarta iglesia más imponente en altura y ornamento gótico que se haya construido en el siglo V. Cuenta con una fachada en la que se esculpió la pasión de Cristo, y en su interior alberga un reloj astronómico, que fue el primero en calcular mecánicamente las fechas de la Pascua en el siglo XIX. Si quieres verlo funcionar, acude a la catedral a las 12:30 de la tarde, pues en ese momento se activa y salen figuras mecanizadas que representan a los 12 apóstoles que caminan alrededor de Jesús.

Para terminar tu día, a tres minutos de la catedral se encuentra el lugar donde sale el Batorama, un bote con un techo de cristal que te llevará por todo el Río III para que puedas ver la gran mayoría de los puentes que la rodean y tengas una perspectiva muy distinta de los edificios que ya hayas visitado.

No olvides salir temprano para poder conocer todos los lugares que te hemos recomendado. Organiza tus paradas y horarios consultando el mapa de la ciudad en línea, lleva bloqueador y disfruta de todo lo que veas y comas en Estrasburgo. ¡Buen viaje!