Asia > Sur de Asia > India > Cómo visitar un templo hindú

Cómo visitar un templo hindú

Para los hindúes, todos son bienvenidos en sus templos, así que apreciarán tu interés por sus costumbres. DINKtravelers te guía en tu visita.

CÓMO SER RESPETUOSO AL VISITAR UN TEMPLO HINDÚ

Un viaje exige aprendizajes constantes debido, principalmente, a las adaptaciones cultuales que debe llevar a cabo quien se aventura a convivir con los mundos, mentes, creencias y tradiciones que existen más allá de sus fronteras. Así, un ejemplo específico de esas ocasiones en las que el viajero debe aprender a actuar de cierta forma para poder convivir con su entorno es cuando visita un templo en un país o religión que le es ajeno.

Para gran parte del mundo occidental visitar un templo hindú es, además de una novedad, una experiencia única e interesante. Sin embargo, no conocer ciertos puntos clave de los rituales relacionados con ese tipo de recintos puede causar incomodidad o incluso disgusto a los asistentes. No te preocupes, nosotros te decimos qué hacer para que disfrutes de tu incursión sin quebrantar los códigos de visita.

QUITARSE LOS ZAPATOS ANTES DE ENTRAR

Antes de entrar a cualquier templo hindú, muy cerca de la puerta encontrarás una zapatera o filas de pares de zapatos alineados. Ahí deberás dejar también los tuyos. No te preocupes, seguirán ahí cuando salgas.

DIVERSIDAD EN LA CULTURA HINDÚ

Los templos suelen estar conformados por varios altares dedicados a distintas deidades. Por ello, puede resultarte un poco confusa la correlación entre politeísmo y monoteísmo. Esta confluencia es evidencia de que la religión hindú reconoce la unidad en la diversidad, algo que los viajeros DINKtravelers bien conocen a través de su interacción con las numerosas culturas del mundo.

PUJA O ADORACIÓN HINDÚ

Si ves a un sacerdote dando vueltas entorno a una de las esculturas de las deidades sosteniendo unas lámparas con mechas encendidas o velas, significa que está llevando a cabo un rito o puja. En él el sacerdote normalmente acerca la luz a los presentes quienes deben poner las manos sobre las llamas y luego acercar las palmas a sus frentes. Según uno de los significados de esta ceremonia, la llama simboliza el viaje del alma por la vida, así que, como viajero, quizá puedas identificarte con este ritual.

OFRENDAS HINDÚES

Si gustas, puedes participar con una ofrenda. Los visitantes suelen llevar flores, frutas, e incluso dulces, pero debes entregar la ofrenda al sacerdote sin entrar al altar ni tocar a las deidades.

Para los hindúes, toda persona es bienvenida en el templo y seguramente apreciarán tu interés por sus costumbres. Por lo tanto, si te ofrecen un alimento que ha sido bendecido, o prasadam, tómalo con tu mano derecha y espera a consumirlo hasta que salgas del templo.

FOTOS EN TEMPLOS HINDÚES

En muchos templos no está permitido tomar fotografía, así que pregunta antes de sacar tu cámara o fíjate en los letreros que están afuera del templo.

Nuestra última recomendación es no pensar que basta con visitar un único templo hindú. Cada uno refleja la diversidad del hinduismo, por lo cual, todos varían en términos de arquitectura según la región, la escuela filosófica a la que pertenecen o incluso las referencias históricas a las que se adhieren. Namaste!