Asia > Asia Oriental > Japón > Kanpai!

Kanpai!

En tu próximo viaje a Japón, brinda como un experto con un delicioso tazón de sake. Kanpai!

SAKE JAPONÉS

Las experiencias que vivimos en los viajes y los nuevos amigos que hacemos en ellos son siempre un motivo para brindar. Claro, según el destino en el que te encuentres podrás hacer ese brindis con una copa de Riesling, si estás en Alemania, un caballito de tequila, si estás en México, o en el caso de Japón, un tazón de nihonshu, mundialmente conocido como sake.

ORÍGENES DEL SAKE

En la cultura japonesa se conoce como sake a cualquier clase de bebida alcohólica, desde la cerveza hasta el vino. La palabra nihonshu es la que los japoneses usan para nombrar a este licor elaborado a base de arroz. Sin embargo, los japoneses lo venden al exterior con el nombre de sake dado que es  el término que se conoce en occidente.

El sake tiene una historia de 2,500 años, cuando el cultivo del arroz se convirtió en la actividad agrícola predominante en Japón. Existen varios relatos sobre su origen, algunos históricos, otros míticos; pero si en algo coinciden, es que de inicio, esta bebida fue producida principalmente para el consumo del emperador y para uso ceremonial. Por ello, en el siglo XV era producido únicamente en santuarios y templos budistas, donde desarrollaron las técnicas de elaboración que aún se siguen en la actualidad. Antes de ese siglo el arroz fermentado ya se había utilizado para producir koji –un tipo de hongo hecho con arroz cocido fermentado que se usa frecuentemente para preparar sopa miso– pero luego se le utilizó también para producir diversos jisaké (sake de la región) y en particular sake morohaku, una versión muy cercana a la que bebemos hoy en día.

VARIEDADES DE ARROZ PARA SAKE

Cuando  vayas a Japón, planea un viaje largo y prepárate para probar las múltiples variedades de sake frío y caliente. Existen alrededor de 50 tipos de arroz utilizados para hacer sake, aunque no es el mismo grano que se sirve en las comidas. Específicamente, si visitas la prefectura de Hiroshima, prueba el Omachi; en Nagano, pide el Miyama-Nishiki.

En Hyogo podrás visitar Nada-ku, una de las mejores zonas productoras de sake. Su especialidad es el sake Yamada-nishiki, cuyo arroz es tratado con agua rica en calcio y potasio, la cual mejora la calidad del refinamiento.

El quinto sabor del sake: el umami La cata de sake está relacionada con el concepto de umami (delicioso) que en la cultura japonesa se trata de un quinto sabor, descubierto por Kikunae Ikeda en 1909. Según los resultados de Ikeda, el quinto sabor depende de la cantidad de aminoácidos en la comida, también contenidos en el sake. Describir el umami es difícil porque es una combinación de diversos sabores, así que tendrás que viajar a Japón para descubrirlo. Según los expertos, un buen sake tiene umami, un sabor indescriptible y envolvente que atrapa tus papilas gustativas.

MUSEOS DE SAKE

Además de degustar el sake en los restaurantes del archipiélago,DINKtravelers te recomienda visitar el Museo del sake Otokoyama en Asahikawa, en la prefectura de Hokkaido, donde además de ver la exhibición permanente, podrás aprender, en primer fila, el proceso de elaboración del sake, con información disponible en inglés para los viajeros extranjeros. Tampoco te pierdas el Museo Sawanotsuru de Kobe, en la prefectura de Hyogo, donde conocerás de manera lúdica la cultura del consumo de sake. ¡Ahí además podrás visitar su exclusiva tienda de souvenirs Tax-free!

SAKE DE PRIMERA CALIDAD

De acuerdo con los japoneses, la calidad del sake depende de tres factores principales que suelen describir con la frase waza-mizu-kome:

  1. Waza – conocimientos técnicos para elaborarlo
  2. Mizu – calidad del agua utilizada para su producción
  3. Kome – calidad del arroz y grado de malteado

A partir de estos factores el sake tiene diferentes clasificaciones según su calidad. El mejor es el conocido como Junmai Daiginjo que por su elaboración artesanal sólo lleva arroz y kojiBrindar con sake

Japón es un país lleno de rituales y el sake no es excepción. El ritual para beber sake está acompañado de la idea japonesa del oshaku, que significa compartir y servir al otro. Sigue estas sencillas reglas para disfrutar del sake como un nativo:

  • La principal regla de etiqueta para beber sake en Japón es nunca hacerlo solo. Espera a que sirvan a tus compañeros de viaje y a que alguien ofrezca un brindis, al cual todos responderán:
  • Quien esté sentado junto a ti procurará rellenar tu ochoko (tazón de sake) con su tokkuri (botella de sake). Sé recíproco y procura servirle de tu botella.
  • Cuando te sirvan, demuestra cortesía sosteniendo tu tazón con las dos manos; una en la base del tazón y otra alrededor. Observa el proceso sin voltear tu mirada a otro lado.
  • Aunque las tazas sean pequeñas, evita beber el sake de un solo trago; recuerda que los japoneses lo consideran importante para fomentar la convivencia social.