Asia > Asia Oriental > Japón > Multiplica tu dinero en el Santuario de Zeniarai

Multiplica tu dinero en el Santuario de Zeniarai

Visita el templo de Benzaiten en Kamakura y hazte millonario con el ritual destinado a este fin. Nosotros te decimos los pasos a seguir.

SANTUARIO ZENIARAI BENZAITEN UGAFUKU EN KAMAKURA

La primavera llega y, con ella, una sábana rosada de flores de cerezo cobija al resplandeciente Japón. Tras todos esos botones sonrosados, la diosa de la sabiduría, el arte y la buena fortuna, espera tu llegada a su templo para bendecir y aumentar con sus aguas, el peculio que le lleves a sumergir. En esta ocasión, DINKtravelers te lleva hasta la Prefectura de Kanagawa para que zambullas tu espíritu aventurero bajo la protección sintoísta que, prometemos, continuará anudada a tu andar por el mundo para seguir favoreciéndote con su magia y bondad.

SHOGUNATO DE KAMAKURA

Para que goces al máximo de esta inigualable experiencia, queremos compartir contigo una ojeada por la historia del Japón medieval, ya que fue ahí donde la magia de su santuario maravilló y pacificó, con los ideales de su diosa, al shōgun o comandante militar.

Regresemos el tiempo y viajemos alrededor del siglo XII d.C., cuando los jefes militares a cargo de mantener el control en nombre de la ciudad imperial sobre las lejanías de la misma, asumieron casi por completo, y de manera legal, todas las funciones del gobierno local de forma mucho más eficiente incluso que la decadente y débil nobleza cortesana del centro que presidía en ese momento. Así, mientras la expansión particular del shogunato de Kamakura acrecentaba notablemente su poder e instauraba  el centro administrativo y guerrero en el este del imperio, también constituía un giro importante en la historia japonesa a partir de los ideales de los hombres de profesión militar que poblaban en su mayoría dicho shogunato: los bushi.

¿QUIÉNES ERAN LOS BUSHI?

Ante la constante amenaza bélica que sufrían las fronteras niponas, ya sea dentro de las propias provincias o por invasiones externas, anudadas además al enfrentamiento constante con la muerte, el shogunato de Kamakura derivó en un profundo culto religioso capaz de animar las almas desgastadas. El despertar creyente del período no fue simplemente el resultado de la ascensión de una nueva clase, la de los bushi, sino que estuvo íntimamente relacionado con las incesantes amenazas bélicas.

Dada esta situación y como reflejo de dichos problemas, de la difusión de nuevas creencias, de la penetración profunda del budismo a tierras shogunales y, sobre todo, de estar bajo el seno de una sociedad bushi cuyos ideales respetaban un fuerte código moral, los hombres ilustrados actuaron como consejeros de los administradores militares doctos. Por otro lado, los monasterios sirvieron  como refugios de las bellas artes, lo que mejoró notablemente tanto el nivel de vida como el aumento cultural dentro de las provincias del clan Minamoto del cual surgían los líderes de ese tiempo.

SANTUARIO ZENIARAI BENZAITEN UGAFUKU: HOGAR DE LAS TRES DIOSAS

Después de este recorrido histórico juntos, tu arribo al santuario prometido ha llegado. Ahora podrás disfrutar mucho mejor del significado de este magnífico espacio religioso natural.

El santuario Zeniarai Benzaiten Ugafuku fue creado alrededor del año de 1185 por Minamoto Yoritomo, shōgun o jefe militar máximo del Emperador. Se dice que su deseo de crearlo nació  a partir de un sueño. En él se le había aparecido un dios para decirle que debía construir un santuario con el objetivo de traer protección y buena suerte a sus pobladores. Frente a tan importante petición divina, Minamoto construyó el santuario y lo nombró Benzaiten, diosa sincrética entre la diosa budista japonizada con el mismo nombre, el espíritu tradicional sintoísta Ugafuku o de las serpientes blancas y la diosa budista india Saraswati.

Dicha combinación entre las tres diosas se relaciona directamente con el ideal bushi, el cual, a partir de una serie de guías para la buena dirección moral y espiritual, apelaba a la espiritualidad del budismo, el sintoísmo y sus variantes, para conseguir la purificación y tranquilidad que tanto buscaban. De esta manera, las tres diosas se convirtieron en una que, a través del tiempo, además de ser la diosa de las serpientes blancas, símbolo de purificación, agua y sabiduría, fue agregada al colectivo de deidades típicas del folclor japonés. La linfa mágica de  los alrededores de su santuario afortunaba a sus visitadores y aumentaba sus pertenencias.

LA ENTRADA AL SANTUARIO DE SENIARAI: LA AVENTURA COMIENZA

Camina por las pequeñas escaleras cuesta arriba; siente el aire fresco y el roce  de la brisa; sólo faltan unos kilómetros. ¡No temas recorrer esta distancia ni a los señalamientos en japonés que encontrarás en tu recorrido! Un idioma diferente no te hará disfrutar menos si vas bien guiado, y para eso DINKtravelers viaja contigo, para ayudarte. Por el momento, sólo disfruta de la magnífica vista.

Hemos llegado a la entrada principal, así que transitemos bajo el túnel iluminado hasta encontrarnos con los delicados arcos conocidos como Torii; nota el olor a madera impregnado en todo el lugar. Aquí huele a Japón.

AMULETOS JAPONESES

La tienda a tu derecha te proporcionará todo lo que quieras saber sobre tus predicciones en el futuro, así como buenos o malos augurios a través de unos papelitos llamados omikuji.  A pesar de que los recomendamos por su bajo costo, no te aseguramos que las predicciones vengan con traducción en inglés u otro idioma. De todas maneras, cómpralo; la buena suerte irá contigo, y quizá puedas pedir a alguna persona local que te ayude a saber su contenido. Si a pesar de eso la incertidumbre no es lo tuyo, mejor decídete por comprar unomamori (amuleto); éstos son específicos para cada necesidad o deseo y los puedes comprar en el mismo lugar.

TEMPLO DE LA DIOSA BENZAITEN

El momento más esperado del recorrido ha llegado. Este templo te ofrece la oportunidad de multiplicar tu fortuna, pero para ello deberás participar en un ritual para el cual deberás comprar un kit en la taquilla. Primero, enciende la varita de incenso y colócala en el incensario. Haz lo mismo con la vela que recibiste y colócala en la base donde se puede enterrar la base de cera. Toma la canastita y coloca ahí la cantidad de billetes y monedas que desees. Dirígete a la cueva que verás a tu izquierda donde encontrarás ahí un pequeño lavadero natural. Baña el dinero con el agua del templo para que con ello consigas que éste se multiplique a futuro gracias a las virtudes de la diosa Benzaiten y sus aguas.

Ahora que sabes qué camino seguir en el viaje de la fortuna, empaca tus maletas y corre a gozar de la protección y sabiduría que la diosa espera darte ansiosamente. Sabemos que, al igual que nosotros, mueres por saborear el mundo.