Asia > Sudeste de Asia > Malasia > 4 platillos típicos de la comida de Malasia

4 platillos típicos de la comida de Malasia

Descubre la suma de las deliciosas influencias culinarias del sureste asiático con estos 4 platillos típicos de Malasia.

Ubicado en el corazón del sureste asiático, Malasia es una de las cuarenta y nueve naciones que componen dicho continente. Es un país que no está acostumbrado a ser el protagonista de titulares, pero la infinidad de delicias culinarias que ofrece, como el laksa y los wontons, es una de sus mejores cartas de presentación.

En una federación con vasta diversidad multiétnica y cultural como lo es Malasia, la gastronomía es una de las manifestaciones en las que puede expresarse tan variada composición. Por eso, DINKtravelers, tu guía de viajes internacional, trae para ti un recorrido culinario que tu paladar no debe perderse en tu próximo viaje a este país asiático.

Historia de la gastronomía de Malasia

Las raíces de Malasia se encuentran prendidas de sociedades originarias de zonas aledañas como la región más sureña de China, el norte de Indonesia y, en general, como la que se conocía como Indochina, territorio que actualmente comprende Camboya, Vietnam, Laos, Birmania y Tailandia. Además, Malasia tiene un considerable influjo de la cultura india; de hecho, es uno de los países con una de las mayores diásporas indias en el mundo. Este notable mosaico étnico que compone y singulariza a la población malaya es uno de los rasgos que justifican la impresionante variedad de platillos que puede ofrecer este diverso país.

Nyonya: Comida típica de Malasia

La comida local malaya recibe el nombre de nyonya o nonya. Este término fue dado por los inmigrantes de origen chino que comenzaron a establecerse en las regiones de Penang, Malaca, Indonesia y Singapur. La palabra nyonya es de uso antiguo y significa “respeto y afecto hacia las mujeres”. Así, la cocina peranakan o nyonya es el resultado de la combinación de ingredientes chinos con diferentes especias y técnicas de cocina propios de la comunidad de malayos e indonesios.

Entre sus ingredientes básicos se incluyen: arroz, leche de coco, jengibre, mostaza, hojas de laksa, tamarindo, jícama, frutas tropicales, pasta picante de camarones, pescado frito y chile.

#1 Nasi lemak malayo

El arroz es una comida que con frecuencia se sirve en Malasia para acompañar diversos guisos, de manera muy semejante a la tradición de la cocina china. El nasi lemak es uno de los platillos que no sólo ejemplifica la inclusión del arroz en las recetas; también es uno de los almuerzos más comunes que encontrarás en tu viaje a Malasia. El nasi lemak consiste en arroz cocido con leche de coco que se sirve sobre una hoja de plátano. Se puede combinar con pollo, pescado, verduras y una gran variedad de salsas. Una de las versiones más comunes en las que lo encontrarás es en forma de pequeñas pirámides envueltas en papel estraza. Es ideal para transportar como refrigerio.

#2 Mee goreng mamak de Malasia

El mee goreng mamak es un platillo muy consumido por los malayos de descendencia india musulmana, por lo que con frecuencia lo encontrarás en restaurantes indios. Está elaborado con fideos fritos, salsa de soya, verduras y huevo, y puede acompañarse con pollo o camarones.

#3 El ikan masak tauco y el satay daging

Si tu paladar es particularmente afín a pescados y mariscos podemos sugerirte que pruebes el ikan masak tauco. Consiste en pescado preparado con salsa de alubias, jengibre y piña. Ahora que, si eres un entusiasta de los platillos a base de carne, Malasia, a pesar de ser un país en su mayoría musulmán, pone sobre la mesa interesantes propuestas a base de cordero o ternera. El satay daging consiste en brochetas o pinchos de ternera cocinada a las brasas. Generalmente se acompaña de pepinos, cebollas, arroz y una deliciosa salsa de cacahuate.

#4 Laksa lemak: Platillo malayo vegetariano

Por otro lado, si eres un viajero vegetariano, te tenemos buenas noticias: en Malasia los vegetales gozan de gran aceptación e inspiran recetas como el laksa lemak, del cual ya te hablamos en otro artículo. Consiste en sopa de fideos con leche de coco. Otro platillo es el acar kuning compuesto por pepinos, zanahorias y chalotes conservados en vinagre.

Teh Tarik: Bebida tradicional malaya

Un clásico que por nada debes dejar de probar en tu viaje a Malasia es el famoso teh tarik, una bebida bastante económica que puedes tomar para arrancar y cerrar bien el día. Se trata de un té mezclado con azúcar y leche condensada. La particularidad de esta bebida, además de su extrema dulzura, es que se le llama tarik, que significa “tirado”. Así, un teh tarik es vertido de un recipiente a otro logrando que se forme una gran espuma de sabor. Si la espuma del teh tarik se chorrea por los bordes del vaso, puedes tener la certeza de que lo preparó un maestro del tarik. Con frecuencia se sirve en un recipiente de vidrio a fin de que se transparente y pueda apreciarse la espuma. Esta bebida suele consumirse caliente, pero a veces el clima lo antoja mejor frío. Pídelo entonces como teh tarik ais o ice para los angloparlantes.

Malasia fue durante mucho tiempo una colonia británica, por lo que en tu visita podrás observar que muchas palabras se pronuncian como en el inglés. Por eso, si dominas esa lengua, no te será complicado darte a entender aun sin dominar el idioma oficial.

El roti: Postre típico de Malasia

Finalmente, no puede darse por concluido un viaje gastronómico por Malasia si no están incluidos los postres. El roti es la compañía perfecta de un teh tarik. Se trata una especie de panqué, crepa, o buñuelo – dependiendo del roti del que se trate – elaborado a base de una masa de harina y huevo y cocinado con mantequilla y azúcar. El roti tisu es una variación de masa muy fina y crocante. Se parece a una crepa en forma de cono con leche condensada alrededor.

Encontrarás este sencillo postre en los puestos callejeros cercanos a los mercados, salidas de metro y sitios de atracción turística.

Ahora que ya conoces 4 de los principales platillos de la comida de Malasia no pierdas la oportunidad de probarlos en tu próximo viaje y si eres un viajero foodie, agenda alguno de los tours gastronómicos que este país ofrece.