América > Norteamérica > México > Asombráte con el Árbol del Tule de Oaxaca

Asombráte con el Árbol del Tule de Oaxaca

El árbol del Tule es uno de los árboles conocidos más viejos del mundo, además de ser uno de los más anchos con sus 58 metros de grosor y 42 metros de altura.

Dicen por ahí que la sabiduría se mide con la palabra, las arrugas y las canas, es decir, que el que sabe es quien ha vivido más. Así, el árbol del Tule, en el estado de Oaxaca, es un sabio ahuehuete cuya corteza alberga una frondosidad de ramas, arrugas y anillos cargados de ¡más de dos mil años de vida! Es, entonces, uno de los árboles conocidos más viejos del mundo, además de ser uno de los más anchos con sus 58 metros de grosor y 42 metros de altura.

¿DÓNDE ESTÁ EL ÁRBOL DEL TULE?

El Tule es el personaje principal del atrio de la Iglesia de Santa María de la Asunción en el pueblo de Santa María del Tule, de ahí su nombre. Al pararte frente a él se percibe una vibra especial y casi mágica que pasa por tus pulmones y penetra en tu interior. Es una sensación de comunión con la tierra y con los millones de personajes que han visitado ese lugar a lo largo de la historia. Al admirarlo, es inevitable pensar en cuántas personas de distintas épocas han sido resguardadas bajo su sombra y el cobijo de sus ramas; cuántas vidas ha visto pasar. Nombres de conquistadores, revolucionarios, independentistas, famosos e incluso algún tatarabuelo perteneciente a nuestro propio gran árbol genealógico recorren la mente haciéndonos reflexionar sobre el valor de la vida.

LO QUE NO SABÍAS DEL ÁRBOL DEL TULE

Si te gusta la fotografía, DINKtravelers te recomienda llevar una cámara con objetivo de gran angular porque este “señor” no se deja fotografiar tan fácilmente. Es tal su altura y grosor que, de no llevar el lente adecuado, tendrías que hacer múltiples tomas para conseguir una imagen completa a partir de varias parciales.

Los lugareños aseguran que el sabio natural sigue en crecimiento, así que han optado por cercarlo para protegerlo y resguardarlo para que las futuras generaciones puedan ser testigos de este fenómeno. Asimismo, a unos veinte metros de él, sobre el mismo atrio, puedes conocer al “no tan pequeño” hijo del ahuehuete. El “joven” tiene una antigüedad de más mil años y sigue creciendo por lo que seguramente también lo veremos acumular arrugas y continuar presenciando miles de sucesos.

QUÉ VISITAR EN SANTA MARÍA DEL TULE

Además de visitar el árbol, no olvides conocer la iglesia Santa María la Asunción. Aunque no es tan vieja como el ahuehuete, también tiene sus años, ya que data del siglo XVII.

Afuera del atrio, pasea por la calle de artesanías y engalana tu guardarropa con hermosos vestidos oaxaqueños de colores vistosos y camisas bordadas de elegantes diseños mexicanos elaborados a mano por los lugareños.

Finalmente, brinda por la larga vida del Tule con la bebida alcohólica oaxaqueña por excelencia: el mezcal. Éste se consigue (y se degusta) en la calle de las artesanías, donde se ofrece en sus distintos sabores como coco, café, jamaica y  vainilla, entre otros.