América > Norteamérica > México > Catedral de Puebla

Catedral de Puebla

La Catedral de Puebla es un inmueble tan complejo y rico que por eso forma parte del Patrimonio de la Humanidad.

CATEDRAL DE LOS ÁNGELES EN MÉXICO

LEYENDA DE LA CATEDRAL DE PUEBLA

Cuenta la leyenda que al terminarse la construcción de la Catedral de Puebla, México, en 1649, faltaba aún colocar la campana principal de la torre, ya que, en un primer intento, habían notado que la que se tenía originalmente preparada no servía. Así, se mandó destruir y con ese mismo material se construyó una nueva de nueve toneladas que, para la época, era casi imposible de subir hasta el sitio para el que estaba destinada. Sin embargo, una noche el guardia de la construcción soñó ver ángeles que bajaban del cielo y levantaban la campana para colocarla en su lugar. A la mañana siguiente se dio cuenta que su sueño había sido real y la campana ya se encontraba en lo alto de la torre, resonando más fuerte que cualquier otra campana de la ciudad.

HISTORIA DE LA CATEDRAL DE PUEBLA

Aunque sea únicamente una leyenda, el inmueble que la inspiró es igualmente extraordinario. Su construcción inició en 1575 aunque, por falta de dinero y como consecuencia de los diversos cambios administrativos en el virreinato, las obras algunas veces se alentaron y otras tantas se detuvieron. No obstante, el maestro mayor de la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México hizo una adaptación al proyecto y bajo el impulso del obispo Juan de Palafox, consiguió terminarse en 1649. Como ves, el proceso de construcción fue lento y sufrió interrupciones, pero eso no impidió crear lo que se considera una de las catedrales más bellas del mundo por su arquitectura y por el acervo pictórico, documental y escultórico que resguarda. ¡No es entonces de extrañarse que el día de su consagración se hayan organizado fiestas y festejos –dicen– como nunca antes se habían visto en la Nueva España!

Te sorprenderá saber que esta Catedral, dedicada a la Inmaculada Concepción de María, cuenta con la única cúpula construida con piedra pómez en la Nueva España, lo cual le confirió una singular ligereza poco vista en su tiempo, y su exterior está compuesto por cerámica policromada, testigo fiel de la tradición artesanal poblana.

CONSEJOS PARA VISITAR LA CATEDRAL DE PUEBLA

Cuando visites la Catedral, DINKtravelers te reta a tomarte una fotografía con la fachada como fondo. Dado que la estructura cuenta con las torres más altas de las catedrales del continente, seguramente te será un reto lograr capturar su inmensidad mientras posas al frente.

Luego, en el interior, te recomendamos dedicarte un tiempo de serenidad para admirar el impresionante Altar de los Reyes con su retablo estilo barroco y el Altar mayor, diseñado por el arquitecto y escultor valenciano Manuel Tolsá (autor de otros magníficos monumentos en la Ciudad de México como el Palacio de Minería, partes de la Catedral Metropolitana y la escultura de Carlos IV).

La Catedral, además de ser un inmueble incomparable, es uno de los museos de arte novohispano de mayor importancia debido a las obras que acoge en la planta principal y en cada una de sus catorce capillas. Visitarla invita a viajar en un mundo de colores y formas tan complejo y rico que por eso forma parte del Centro Histórico de Puebla, considerado Patrimonio de la Humanidad.