América > Norteamérica > México > El Palacio de Bellas Artes: Arquitectura y Arte en la CDMX

El Palacio de Bellas Artes: Arquitectura y Arte en la CDMX

Una visita al Palacio de Bellas Artes en la Ciudad de México es cuestión de observar los detalles.

El Centro Histórico de la Ciudad de México es un lugar ecléctico; en cada esquina encontramos sitios extraordinarios que alegran la vista de quienes los observan. Hoy, DINKtravelers quiere invitarte a que te aproximes con una mirada diferente a uno de los recintos más emblemáticos de esta urbe: El Palacio de Bellas Artes.

Este edificio, además de poseer una belleza monumental, tiene una gran trayectoria arquitectónica. Para descubrirla te recomendamos ubicarte en el punto central de la explanada exterior frente a la entrada. Una vez ahí, observa a este paquidermo construido con mármol de carrara y recórrelo con la mirada, centímetro a centímetro.  Después, entra a este maravilloso recinto y  tópate con todo lo que esconde. Te aseguramos que su historia es  cuestión de detalle.

ADAMO BOARI, ARQUITECTO DEL PALACIO DE BELLAS ARTES

La construcción de Bellas Artes se inició en 1904 y estuvo a cargo del italiano Adamo Boari, personaje que bautizó a este inmueble como el elefante blanco de la ciudad. Su estructura de hierro y las innovaciones implementadas en el basamento hicieron del Palacio de Bellas Artes un inmueble único en su tiempo.

Estira tu brazo con la mano en posición vertical frente a tu mirada y nota la perfección simétrica de su portada. Ésta se debe a que su estructura siguió los postulados del art noveau que hizo de la decoración una forma de arte adaptada a las necesidades de la vida moderna. También es evidente la presencia de elementos clásicos, como las esculturas del tímpano o las musas de piedra que custodian la entrada. Luego, conforme te acerques al acceso principal, observa el lado superior izquierdo de la entrada; ahí encontrarás esculpida la cabeza de un can, una curiosa ornamentación que representa la imagen de la mascota del arquitecto Boari.

FEDERICO E. MARISCAL ARQUITECTO MEXICANO

En 1910 el estallido de la Revolución Mexicana ocasionó que la construcción del edificio se interrumpiera para ser reanudada hasta 1932, pero esta vez bajo la dirección de un arquitecto mexicano, Federico E. Mariscal. A partir de ese momento el proyecto constructivo tuvo como meta integrar al Palacio de Bellas Artes elementos de la tradición nativa. ¿Quieres descubrir a qué nos referimos? Continúa leyendo.

LOS DETALLES DEL PALACIO DE BELLAS ARTES

Desplázate en torno al edificio observando sus detalles. En los perfiles de los arcos encontrarás figuras de serpientes representativas del antiguo culto al dios Quetzalcóatl, deidad mexica de la sabiduría. También verás representaciones de monos y jaguares alusivos a la fauna del país, es decir, analizado de cerca, ¡este elefante lleva a cuestas un zoológico!

El safari continúa al ingresar al edificio, pues al entrar y subir a la segunda planta, podrás disfrutar del muralismo mexicano en la exposición permanente. Ahí, si eres observador, notarás que en todas las obras hay presencia de animales que en total suman más de 80 representaciones diferentes. Sin duda alguna, la magia del Palacio de Bellas Artes está en sus detalles. Ven y compruébalo apelando a tu imaginación.

LOS MURALES EN EL INTERIOR DEL PALACIO DE BELLAS ARTES

Los murales del Museo Palacio de Bellas Artes son una serie de obras pictóricas que poco a poco se fueron pintando sobre los muros del Palacio hasta que la galería central del elefante blanco se constituyó  como un espacio simbólico donde se muestra la grandeza del muralismo mexicano a través de obras de Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros, Rufino Tamayo, Jorge González Camarena, Roberto Montenegro y de Manuel Rodríguez Lozano.

INTERIOR DE BELLAS ARTES

Dentro del edificio no solo encontrarás este zoológico en las paredes, también hay tres salas de espectáculos donde se realizan diversas actividades artísticas así como  ser sede de grupos muy importantes del Instituto Nacional de Bellas Artes como la Orquesta Sinfónica Nacional, la Compañía Nacional de Danza, la Compañía Nacional de Opera y la Compañía Nacional de Teatro.

La sala principal, la sala Manuel M. Ponce y la sala Adamo Boari son las dos más grandes y aquellas donde podrás observar la belleza y el arte que guarda este inmueble.

RINCÓN DEL TIEMPO EN EL PALACIO DE BELLAS ARTES

El Palacio de Bellas Artes  tiene una pequeña exposición en la sala del Rincón del tiempo. Aquí se muestran exposiciones preparadas por el acervo histórico del recinto, para brindarte la oportunidad de conocer la riqueza de la historia del Palacio. No olvides pasar por este rincón para que puedas apreciar, a partir de materiales fotográficos; documentales y sonoros, así como de objetos diversos, la historia de este lugar.

HORARIOS Y EXPOSICIONES  

Los horarios de esta joya arquitectónica y cultural son de lunes a domingo de 10:00 a 20:00 horas con entrada libre. Las exposiciones interiores son de martes a domingo de 10:00 a 17:00 horas. El costo varía de una a otra pero los domingos es entrada libre. Los servicios con los que cuenta son estacionamiento, módulo de información, cafetería, librería y una tienda de souvenirs, perfecta para llevar un recuerdo artístico de tu viaje a México.

Date la oportunidad de observar el Palacio de Bellas Artes desde otra perspectiva, es decir, desde el mirador de la Torre Latinoamericana, un inmueble único y emblemático del Centro Histórico de la Ciudad de México. En DINKtravelers esperamos que disfrutes cada detalle en el safari de imágenes dentro y fuera de este majestuoso paquidermo de mármol.