América > Norteamérica > México > Zona arqueológica de Tulum

Zona arqueológica de Tulum

En Tulum, entre los vestigios de un pasado prehispánico que ha dejado su eco a través del tiempo, tendrás un acercamiento a la vida y el desarrollo de los mayas.

VIAJA A QUINTANA ROO Y VISITA TULUM

Mientras caminas entre árboles de distintas tonalidades acogidos por el clima cálido-húmedo del corazón de la selva en el estado de Quintana Roo, México, la naturaleza te cautivará con cientos de especies de fauna propia del norte de Latinoamérica. Entre ellas encontrarás llamativos pelícanos, iguanas, calandrias y más. Así, como parte de esta experiencia, en tu próximo viaje a los destinos caribeños de Cancún o la Riviera Maya, DINKtravelers te recomienda visitar la zona arqueológica de Tulum perteneciente a la civilización maya. Ahí, entre la vida salvaje y los vestigios de un pasado prehispánico que ha dejado su eco a través del tiempo, tendrás un acercamiento a cómo pudo haber sido la vida y el desarrollo de esa enigmática cultura.

CÓMO LLEGAR A TULUM

Con el fin de disfrutar paisajes memorables y aprender más sobre los mayas, deberás tomar un tren que te lleva de la zona artesanal a la arqueológica, o si prefieres, también puedes llegar a pie. Al final encontrarás el lugar paradisiaco donde los antiguos habitantes del sureste de México decidieron construir sus edificaciones al pie de un acantilado. Serás testigo de una increíble vista al pasado de cara al Mar Caribe, cuyas aguas color verde esmeralda engalanan el paisaje y olean sin cesar como si intentasen coquetear con los turistas.

Según los expertos, en algún momento Tulum fungió como centro ceremonial y político. Los inmuebles que reúne se encontraban protegidos por una prolongada barda y, precisamente, se dice que ésta inspiró su nombre, ya que la palabra maya “tulum” se traduce como “muralla”. De acuerdo con el Instituto Nacional de Antropología e Historia de México (INAH), las edificaciones de este lugar datan de los años 1200 a 1550 de nuestra era, y en algunas aún se conservan los murales pintados hace ya casi un milenio.

QUÉ VER EN TULUM

Por otro lado, si observas minuciosamente cada roca de las diferentes construcciones, podrás percatarte de que decenas de iguanas se disfrazan con los colores claros que caracterizan a la piedra con la que se irguieron. Y si algo se les debe agradecer, es que posan inmóvil y pacientemente para los visitantes que no pierden la oportunidad de fotografiarlas.

El paisaje que la naturaleza regala privilegia a quien visita Tulum. Así, si te paras a orillas del acantilado junto al edificio conocido como “El Castillo”, podrás observar la inmensidad de agua frente a tus ojos y descubrir una línea prolongada de olas que se rompen en el horizonte. Éstas marcan la ubicación de parte del Gran Cinturón de Arrecifes del Atlántico Occidental, el segundo arrecife más grande del mundo, que nace en Cabo Catoche, Quintana Roo y se extiende hasta Honduras.

Finalmente, te aseguramos que cuando visites este bello paraje, te asombrará la perfecta comunión entre los elementos que conforman Tulum incluyendo playa, pirámides, clima, fauna y vegetación.