DINKtopics > Arte > Pintura > Fotografía de paisajes y turismo

Fotografía de paisajes y turismo

Fotografía: En el siglo XVII el paisaje comenzó a ser tomado en cuenta como algo bello y digno de ser inmortalizado en una imagen.

PAISAJE Y FOTOGRAFÍA

Bien dice el dicho que de la vista nace el amor, y en DINKtravelers sabemos que es un hecho que el viajero construye las experiencias de su vida, mayoritariamente, por la capacidad que tiene de visualizar su entorno y, a partir de esa primera aproximación, darles un significado.

La pregunta sobre la forma en que construimos nuestro imaginario se ha formulado desde distintos ámbitos a lo largo del tiempo, pero particularmente desde el terreno del arte. A este respecto nos interesa recordar las reflexiones de un historiador francés de nombre Georges Duby, quien, en su texto Quelques notes pour une histoire de la sensibilité au paysage de 1991, señaló que el paisaje debía ser entendido como aquello que nos rodea y podemos observar, pero que además de ser un entorno natural y geográficamente localizable, es una idea; es decir, una construcción subjetiva que una vez que ha pasado por el filtro de nuestros ojos, se traslada a nuestra memoria como un documento histórico y estético que formará parte de nuestro bagaje cultural.

LOS MEJORES PAISAJES DEL MUNDO

El paisaje depende de la manera en que es observado y también del legado patrimonial de cada grupo social. Duby apuntó que la misma palabra “paisaje” es un término cuyo significado se ha transformado desde el siglo XVI ya que, en ese entonces, se entendía por paisaje una extensión de campo o tierra que podía ser aprovechada con fines laborables. Luego, para el siglo XVII, el paisaje comenzó a ser tomado en cuenta como algo bello, no sólo útil, y en ese sentido digno de ser inmortalizado en una imagen. Fue entonces cuando la palabra paisaje fue empleada para designar un nuevo género pictórico. Esta denominación se mantuvo hasta el siglo XIX, época del Romanticismo europeo. Durante ese periodo los pintores asociaban el elemento paisajístico no sólo con una representación hermosa, sino con la idea misma de lo bucólico en contrapartida con la vida en las ciudades. Fue así como el paisaje se convirtió casi en un modus vivendi, una forma de estar en el mundo.

LOS PAISAJES URBANOS Y NATURALES MÁS IMPRESIONANTES DEL MUNDO

Para el siglo XX el paisaje perdió ese cariz casi divino y se transformó junto con el crecimiento de las urbes alrededor del mundo. La naturaleza ya no era un elemento independiente e indomable, sino que se volvió accesible al hombre gracias a la labor del paisajista. El antiguo pintor se transformó en un arquitecto del paisaje, y desde entonces, este personaje de la vida moderna es el encargado de lograr que en los espacios cotidianos impere un balance que mantenga en contacto al hombre con la naturaleza, sea en el hogar y las áreas públicas o los sitios turísticos y de recreo.

De esta manera, si observamos con atención nos daremos cuenta de que, no importa en qué lugar estemos, siempre nos acompañan el paisaje físico y mental como las principales herramientas que nos ayudan a comprender e interactuar con nuestro entorno. De ello también proviene que en el viajero esté tan arraigada la pasión por la fotografía.