Europa > Europa Occidental > Portugal > Turismo en Esposende

Turismo en Esposende

Con sus 16 kilómetros de costa, Esposende es un mirador natural para los amantes de los atardeceres.

UN VIAJE PARA DESCANSAR A ESPOSENDE EN PORTUGAL

Llegó el verano y DINKtravelers sabe que tu primer pensamiento es: Necesito un viaje de relax.Para complacer este deseo te compartimos una sugerencia que hará de tus vacaciones una experiencia diferente. Primero debes saber que 5 de cada 10 viajeros eligen un destino de playa para disfrutar durante estos meses, pero sólo 1 de cada 2 se aventura a conocer nuevas costas.

Nosotros queremos llevarte a Portugal, un país marino por naturaleza, pero no a visitar sus puertos más conocidos –Lisboa y Porto- sino a un rinconcito de agua y sal repleto de rocas. ¿Rocas? Sí, hoy planeamos tu visita a la playa de EsposendeNuestra sugerencia es hacerbooking para rentar una casa en la costa, así podrás vivir este paraíso natural al máximo.

PLAYA DE ESPOSENDE

Esposende está ubicada al norte de Braga, de cara al océano Atlántico, y tiene como principal atributo su costa rocosa. Sus playas forman parte del Parque Natural del Litoral del Norte, una reserva protegida integrada también por las playas de Barcelos y Seixos. Con sus 16 kilómetros de costa, Esposende es un mirador natural para los amantes de los atardeceres.

Aunque el verano es caluroso por naturaleza, Esposende es una zona muy ventosa sobre todo al caer la tarde, por eso te recomendamos llevar un suéter ligero para protegerte del clima cuando refresque, además de sandalias para proteger tus pies de las rocas al caminar. De antemano te decimos que Esposende es un sitio para los sibaritas valientes, ya que el mar es frío, pero antes de desilusionarte recuerda que el baño con agua fría trae muchos beneficios a la salud, entre ellos el fortalecimiento del sistema inmunológico, la humectación natural de la piel y la mejora de la circulación sanguínea. Ahora sí, ¿listo para un chapuzón?

DEPORTES EN ESPOSENDE

Su geografía ha vuelto este lugar un sitio óptimo para los deportistas de playa, pues el oleaje retador de la marea cuando alcanza su nivel máximo es idóneo para practicar kitesurf – deporte que consiste en deslizarse sobre el agua tirado por un arnés que se sujeta a una cometa de tracción. El espectáculo de los surfistas desafiando al mar es simplemente cautivador.

Pero si prefieres conocer la fauna del sitio también puedes asistir a la pesca de lamprea –serpiente gigante de agua– que se realiza entre enero y marzo, o a la observación de aves en los estuarios vecinos.

Antes de que el sol se oculte te aconsejamos caminar por la costa mirando al suelo, ya que la luz ambarina del sol ilumina las rocas bañadas por el agua del mar, haciéndolas parecer pequeñas gemas que brillan.

¿QUÉ COMER EN ESPOSENDE?

Y para cerrar con broche de oro, la mejor opción es comer en los restaurantes locales. Te aconsejamos probar las especialidades preparadas con bacalao acompañadas de un buen vino de Oporto.