Asia > Asia Oriental > Taiwán > Una tarde de té en la villa de Maokong Taiwán

Una tarde de té en la villa de Maokong Taiwán

Descubre y prueba los mejores tés de Taiwán al viajar de una ciudad vanguardista al entorno natural de Maokong en cuestión de minutos.

Taipéi es sin lugar a dudas una de las ciudades más modernas y sofisticadas actualmente. En ella encontrarás enormes rascacielos ecológicos como el Taipéi 101, incontables museos, y un sistema eficiente de transporte público. Pero necesitarás de un ojo mucho más ágil y un instinto aventurero para encontrar los sitios más frecuentados por la gente del lugar como los mercados nocturnos de Taiwán o los cultivos de té que te acercan a la larga tradición agrícola del país.

En DINKtravelers, tu guía de viajes internacional, te ayudaremos a encontrar la preciosa región de Maokong, que solía ser el área más grande para la siembra del té en Taipéi. Ahí podrás disfrutar de una tarde espectacular, llena de sabores, olores, vistas y otras caricias para tus sentidos.

Historia y tradición del té de Taiwán

Para entender el cultivo del té en Taiwán tenemos que remitirnos brevemente a China. Es en esta región donde probablemente se haya preparado la primera infusión de la planta del té, por allá del 250 a.C. A partir de ese momento, la popularidad de dicha bebida ha crecido constantemente, convirtiéndose en una de las bebidas más consumidas en el mundo entero. Fue por ahí del siglo XIV, en el que se hicieron varias prohibiciones respecto a la industria del , pues se había vuelto corrupta y no beneficiaba económicamente a la dinastía Ming.

Esto llevó a buscar nuevos métodos para la siembra y elaboración del té que salieran del marco de las prohibiciones Ming. Es así como en el siglo XVII se comienza a desarrollar la elaboración del té “oolong” (termino proveniente de Wūlóng que significa dragón negro). Para elaborar este té se recomienda sembrar la planta en condiciones muy específicas de clima. Aparte de las propiedades del suelo, requiere de una altitud bastante elevada para conseguir un mejor producto, característica con la cual Taiwán y zonas como Maokong cumple satisfactoriamente.

Actualmente casi 16,000 familias se dedican a la siembra del té en Taiwán, pero no se trata solamente de una labor económica. La actividad cotidiana de consumir té en estas regiones es tan básica como respirar. No sólo se consiente a las papilas gustativas; para los taiwaneses representa un tiempo perfecto para convivir con amigos y familiares, pasar un buen rato con ellos desde el momento en que se prepara hasta beberlo.

Viaja en Maokong Gondola

La mejor opción que tienes para llegar a la villa de Maokong es la góndola o teleférico. Para llegar a ella, necesitas tomar la línea 1 (marrón) del metro de Taipéi, hasta la estación terminal “MRT Taipei Zoo Station”. Saliendo de ella camina en dirección opuesta a la entrada del zoológico y a unos cuantos pasos encontrarás la primera estación del teleférico.

Los costos dependerán de que tipo de ticket adquieras. Existen tres tipos de tickets: una sola parada NT $70 (2.39 dólares americanos), dos paradas NT $100 (3.42 dólares americanos), y tres paradas NT $120 (4.10 dólares americanos). Los costos son bastante accesibles, así que te recomendamos conseguir el ticket de tres paradas, pues así podrás disfrutar de todos los atractivos que ofrece el lugar. En este link obtendrás información específica sobre las paradas.

La primera estación, en la zona sur del zoológico, ofrece unas vistas impresionantes y un ambiente natural ideal para una pequeña caminata. En la segunda parada hallarás el famoso templo Zhinan, un destino imperdible si estas en Taipéi. Ahí encontrarás la máxima expresión de cultura, arte y espiritualidad que Taiwán puede ofrecerte. La última parada de la góndola es la villa de Maokong. A continuación te presentamos nuestras sugerencias para que recorras este lugar.

Qué hacer en Maokong Taipéi 

Una vez que llegues a la Villa de Maokong, tu abanico de posibilidades se ampliará sustancialmente. No te preocupes, te dejamos varias opciones de itinerario que puedes seguir:

  • Si lo que quieres es consentir a tu paladar, dirígete hacia el oriente de la villa. En dicho lugar encontrarás una gran variedad de restaurantes y casas de té que te dejarán satisfecho. También, en el Taipéi Tea Promotion Center podrás aprender sobre la magnífica planta del té y conocerás todo tipo de herramientas y objetos relacionados con éste. Incluso podrás ver una demostración sobre la erosión de la tierra, para generar conciencia respecto al uso del suelo y el agua.
  • Si eres de espíritu más aventurero, dirígete inmediatamente a Zhangshu Trail. En esta zona ubicada en la parte oeste de Maokong podrás practicar senderismo las 24 horas del día. Los caminos están señalados adecuadamente y las rutas no representan ninguna dificultad, pues reciben constante mantenimiento. Podrás sentirte uno con la naturaleza, con parajes que van desde el espeso bosque hasta pequeños campos sembrados con té.
  • Si decides quedarte en la Villa hasta el atardecer, serás recompensado con una de las mejores vistas que puedes encontrar en el mundo entero. La combinación de la naturaleza, espiritualidad, entornos verdes y templos, en extraña armonía con las siluetas destellantes de la ciudad de Taipéi te encantará. No puedes perderte una oportunidad como esa.

Casas de té en Maokong

Visita las casas de té más antiguas de Maokong que continúan en actividad. Una de ellas, la plantación Lioujisiang (que significa “fragancia de seis estaciones”), está ubicada cerca de la cima del valle y cuenta con una tradición de cuatro generaciones. Ahí podrás pedir diversas mezclas de tés acompañados de bocadillos además de comprar variedades de oolong como el dondgding.

Tomar té de Taiwan en Maokong

Existen muchas variedades de té en la isla de Taiwán. Probablemente la más conocida sea la ya mencionada oolong. Se trata de un té fermentado que se encuentra entre el té verde y el té negro, muchos lo han llamado “el vino de los tés”.

Beber el té requiere de disciplina y los pasos deben ser rigurosos. En Taiwan a este proceso se le conoce como ceremonia Wu-Wo y lo practica cualquier persona, sin importar edad, género o condición social. Seguir los pasos de forma adecuada es una muestra de respeto y valores espirituales. El proceso es el siguiente:

  • Se tiene que seleccionar el té adecuado, tiene que ser natural y sin aditivos.
  • Se pondrá el agua a hervir hasta los 85 a 90ºC, mientras que en una tetera se colocarán las hojas de té (un gramo por cada cinco personas aproximadamente).
  • Cuando el agua haya hervido, se vaciará en la tetera que ya contiene las hojas. Déjala reposar para que las hojas suelten sus aromas y sabor. Específicamente el té oolong debe reposar por tres minutos.
  • Pasado el tiempo, sirve el té en vasos pequeños de cerámica, pero tiene que reposar otro instante antes de beberse.

Cuando por fin pruebes este famoso té del que tanto hemos hablado, habrás hecho bien a tu cuerpo. El oolong contiene propiedades antioxidantes que te harán sentir una mejora física inmediata. Pero también habrás consentido a tu espíritu. Desde la ceremonia hasta la ingesta, estarás formando parte de una tradición antiquísima que te hará sentir en conexión con el lugar.