DINKtopics > Gastronomía > Vinos > Aromas del vino

Aromas del vino

El aroma de un vino refiere a las impresiones positivas durante la cata. Apreciarlo, es un ejercicio de la memoria.

APRECIACIÓN OLFATIVA DEL VINO

El instante en el que acercas una copa de vino a tu nariz para identificar su aroma se dispara inmediatamente tu memoria. Este interesantísimo proceso envía la señal del aroma hasta tu cerebro y éste a su vez lo compara con tu inmenso archivo de recuerdos. Luego de compararlos, devuelve la sensación de algo conocido o de algo nuevo. Así, si es algo conocido, el aroma de un vino no sólo recuerda a una flor o fruto, sino una experiencia. Ésta, a su vez, se convierte en tu referente visual para poder reconocer los colores, texturas y sensaciones de un momento que se repite plácidamente en un sorbo de vino.

LOS AROMAS DEL VINO

Los aromas de un vino son las impresiones positivas durante la cata –frutales, florales, amaderados, de confitería–, mientras que los olores refieren a sus defectos –avinagrado o a corcho. Al detectar los aromas, se combinan con la percepción del vino en tu lengua y paladar para que puedas también reconocer su gusto, es decir, el resultado de la mezcla del sabor con el aroma.

Como ya habrás notado, los catadores de vino, después de observar el movimiento y color del vino en la copa, cierran los ojos, la acercan a su nariz e inhalan. Eso se debe a que los aromas del vino son una importante fuente de información, por lo que se clasifican en tres categorías: primarios (muestran la cepa de la uva. Pueden ser florales, vegetales y frutales, por ejemplo.); secundarios (dependen del proceso de elaboración. Varían entre caramelizados, lácticos o de bollería); terciarios (surgen a partir de la crianza o maduración del vino. Pueden ser de miel, ahumado, tabaco o café, entre otros).

EL BOUQUET DEL VINO

Una nota importante: un vino joven nunca presenta aromas terciarios ya que no tiene suficiente tiempo de maduración. Por ello, sólo en vinos maduros se habla de su bouquet, y no su aroma, para referirse a su conjunto de aromas primarios, secundarios y terciarios.

Actualmente existen cursos de catas de vinos en los que puedes aprender a convertir el olfato en el sentido principal, acompañado posteriormente del gusto, pero te daremos unos tips para detectar las características aromáticas generales de algunos vinos.

Si es…

  1. Cabernet Sauvignon: notas a pimiento verde y frutos rojos como cassis, frambuesa y ciruela. Maduros: aroma a madera, tostado, canela y chocolate.
  2. Malbec: frutas negras, frutos rojos, violeta.  Maduros: canela y vainilla.
  3. Pinot Noir: cereza, notas florales y tropicales. Maduros: toques ahumados.
  4. Chardonnay: miel, avellana, manzana verde, plátano, melón y coco.
  5. Sauvignon Blanc: ruda, miel, pera, plátano y ahumado.